Tendencias & Innovación

El efecto del COVID19 en las direcciones financieras: en confinamiento

En estas fechas todos estamos hablando del coronavirus y este blog no puede ser una excepción. De todos los ángulos posibles hoy vamos a analizar cómo puede actuar la dirección financiera durante el estado de alarma y confinamiento; en futuros posts hablaremos de otros aspectos como la actuación durante la crisis económica en que estamos entrando.

 

En primer lugar, recordar que la afección del estado de alarma depende mucho del sector de cada compañía. Por ejemplo, una empresa manufacturera u hostelera que ha cerrado todos sus centros y tiene cero ingresos estos meses afronta un problema muy distinto de las cadenas de distribución cuya principal tarea es aguantar la cadena logística para asegurar el incremento de demanda. En la segunda situación sólo se encuentran básicamente la distribución alimentaria, el sector sanitario y el reparto a domicilio, así que nos centraremos en las empresas con caída en ventas.  

 

Lo más importante es asegurar la supervivencia de la empresa y para eso hay que tener suficiente caja hasta que se recobre la actividad. Para ello, hay disponibles líneas de liquidez en los bancos, en ocasiones con apoyo gubernamental tanto en crédito como en garantías. El problema puede ser el incremento de costes ya que el sector bancario pide más retorno ante el incremento de riesgo.

 

El otro principal punto de actuación es en la operativa: ante un descenso en ingresos por desaparición de la demanda es difícil actuar, donde hay que actuar de inmediato es en los costes. En primer lugar, bajar los variables al máximo para a continuación revisar también los fijos. La situación es excepcional y las medidas para mitigarla también deben serlo: sectores completos se han acogido a ERTEs para regular los costes laborales y muchas empresas están también negociando los alquileres.

 

Finalmente, hay que tener en cuenta la situación personal de los empleados reforzando la confianza en estos tiempos difíciles valorando ante todo la salud.