Tendencias & Innovación

Realidad Aumentada: una solución a los costos logísticos

¿Cuántas veces nos hemos preguntado cómo quedaría ese sillón en el living de nuestra casa? ¿Cuántas veces hemos tratado de imaginarnos cómo sería la habitación de nuestro bebé que está por nacer? Por otro lado, ¿cuántas veces hemos tenido que cambiar un producto porque en nuestra imaginación se veía de una forma y en la realidad quedaba de otra muy diferente?

La Realidad Aumentada (AR por sus siglas en inglés de Augmented Reality) y la Realidad Virtual (VR - Virtual Reality) han llegado para reducir los costos de operaciones, logísticos y principalmente las devoluciones y su logística inversa. Estos conceptos parecen similares, pero no lo son. La AR utiliza el mundo real como fondo para simular cosas y/o escenas, mientras que la VR implica la creación completa de un mundo imaginario.

Las empresas están comenzando a utilizar ambas tecnologías para impulsar el e-commerce por medio de la novedad, pero la consecuencia directa se ve reflejada en los costos derivados de la eficiencia la logística. Algunos ejemplos de aplicación son:

  • En DHL se utiliza la AR durante el proceso de picking, haciendo que la selección de pedidos sea más rápido y con menos errores. Utilizan smart glasses para que los empleados puedan organizar los artículos en los carros, mientras que mantienen las listas de picking a la vista del preparador en todo momento y muestran la ruta más eficiente a través del almacén.
  • En la Clínica Cleveland en la Universidad Case Western Reserve se les enseña a los estudiantes utilizando auriculares AR, que les permite adentrarse en el cuerpo humano sin la necesidad de diseccionar cadáveres o ver operaciones en vivo. También tiene aplicaciones durante las operaciones en tiempo real, reduciendo la utilización de cámaras y las sondas invasivas tradicionales.
  • Porsche utiliza la realidad aumentada, también con lentes inteligentes, para ayudar a los mecánicos durante el servicio de mantenimiento de los vehículos.

La realidad aumentada está preparada para mejorar radicalmente la fabricación, la logística y los oficios calificados. Con la AR se puede superponer imágenes e instrucciones holográficas en el mundo real, ayudando a las personas sobre cómo manipular los productos, procesos, alimentos y cualquier cosa que se requiera. A su vez, si se combina con inteligencia artificial se pueden detectar anomalías en tiempo real y se genera capacidad predictiva.

La reducción de los costos se presenta a lo largo de toda la supply chain. Partiendo desde la selección adecuada de las materias primas, pasando por la reducción de errores y aumento de la velocidad de producción y llegando hasta la conformidad del cliente antes de realizar la compra. Luego, la realidad aumentada y la realidad virtual se posicionan y cobran relevancia en el desarrollo de la Cuarta Revolución Industrial por la que estamos transitando y se transforman en una variable más a considerar al momento de adaptar nuestras empresas para mantenerlas competitivas.