Tendencias & Innovación

Desafíos y Tendencias para la entrega en la última milla

Entre de las ventajas competitivas que utilizan las empresas que cuentan con e-commerce se encuentra el envío gratuito y la entrega en el día. Consecuentemente, para muchas de ellas, principalmente las más pequeñas, la parte más costosa y desafiante de la logística se presenta justamente en la última milla.

Analicemos los principales drivers de la entrega de última milla:

  • Expectativa del Cliente. En una economía on-demand, los clientes exigen entregas más rápidas y más eficientes, y a la vez esperan bajos precios de envío o incluso el free delivery.
  • Costo Logístico. Las entregas en la última milla pueden representar entre el 40% y el 50% de los costos generales de la supply chain. Motivo por el cual, las empresas más pequeñas, se resisten a la expansión de sus servicios por medio del e-commerce.
  • Inteligencia Logística. Obviamente, la última milla implica llegar al cliente en dónde este se encuentre. El delivery se enfrenta a los retos de infraestructura de las ciudades, complejidad de accesos e incluso el otro extremo, cuando el cliente se encuentra en zonas alejadas y terrenos agrestes.
  • Innovación Tecnología. A medida que la tecnología y la conectividad evolucionan, cambia la forma en que las personas se informan, compran, utilizan y disponen de los productos, procurando cada vez más información en tiempo real sobre el estado de los pedidos y el seguimiento del envío.
  • Evolución del e-commerce. De acuerdo con Statista, las ventas minoristas por medio del comercio electrónico continuarán en expansión y alcanzarán los 4,88 billones de dólares para el 2021, en todo el mundo. Por lo tanto, la entrega seguirá el mismo patrón de crecimiento.

Ahora propongamos una serie de alternativas para resolver los problemas que implican cada una de estas variables:

  1. Crowdsourcing. Por su concepto disruptivo, iniciemos por el cowdsourcing. Se podría traducir como colaboración colectiva de tareas y consiste en externalizar actividades que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de un grupo numeroso de personas o de una comunidad.

Un ejemplo de crowdsourcing es el de PrimeNow de Amazon, donde se utiliza una fuerza laboral flexible para realizar las entregas de manera rápida y eficiente. Uber, Airbnb y GrubHub, son otros ejemplos de aplicación del crowdsourcing.

A partir de estos ejemplos, comienzan a aparecer algunas start-ups logísticas como , y , por nombrar algunas, donde se utiliza un equipo de conductores independientes para realizar las entregas el mismo día, para los clientes que se encuentren dentro de su área.

  1. Almacenes cerca del cliente. Al contrario de lo que habitualmente se hace, los almacenes deben situarse en los centros urbanos y grandes ciudades, ya que la mayor concentración de clientes se encuentra en estas áreas. La ubicación conveniente reduce los costos de transporte, el nivel de inventarios y ofrece agilidad en la entrega.

Un ejemplo de esta estrategia de localización es Amazon, logrando su opción de entrega del pedido en tan solo dos horas.

  1. Drones, Robots y Vehículos Autónomos. Los AGV y los drones no solo prescinden de los conductores, sino que hacen posible la entrega durante las 24 horas del día y resuelven gran parte de esta logística. Lo que aún no hace esto posible son principalmente los aspectos regulatorios, pero no tardarán en resolverse. Se estima que en los próximos diez años, el 80% de las entregas será realizada por vehículos autónomos.

Como ejemplo, nuevamente aparecen Amazon, UPS y Walmart, encabezando la lista de los punteros que compiten por las entregas mediante drones. Sin embargo, también comienzan algunas start-ups como y , que utilizan u ofrecen el servicio de AGVs para realizar las entregas de última milla.

  1. Logística Anticipada. La Inteligencia Artificial y el Big Data proporcionan información mucho más confiable y certera que permiten predecir la demanda, incluso antes que la idea o el deseo se genere en el consumidor. La logística anticipada es una de las claves de la última milla y está más cerca de ser implementada que el uso de los vehículos autónomos.

Al igual que el ejemplo de , que se trató en el post de agosto de 2018, anticiparse a la generación del pedido permite una mejor planificación de la logística de entrega y, determinar los patrones de comportamiento de compras de los clientes, posibilita la optimización del espacio en los almacenes, agiliza el picking y reduce el tiempo de entrega.

Lo cierto es que la importancia de optimizar la entrega de última milla es fundamental para mantenerse competitivo en los mercados de mediano y largo plazo. El apoyo de la tecnología parece ser la única alternativa para dar soluciones a los desafíos a los que nos enfrentamos, como ser ciudades con infraestructuras más complejas, clientes más exigentes de servicios e insumos cada vez más costosos.

Pensar en una logística tradicional ya no es buen negocio, pensemos entonces en la logística 4.0.