Tendencias & Innovación

Toyota e-Palette, Robomart, Moby Mart y Nuro: Un nuevo concepto en logística urbana

En el pasado Salón Internacional de la Electrónica de Consumo (CES - Consumer Electronics Show), realizado en enero del presente año, en Las Vegas, EEUU, el presidente de Toyota Motor Corporation anunció una alianza con Amazon, DiDi, Mazda, Pizza Hut y Uber para desarrollar un vehículo autónomo avanzado y servicios de movilidad asociados a aplicaciones comerciales.

Diseñado para satisfacer las demandas de transporte multimodal y las aplicaciones comerciales del mediano plazo – pues como se viene comentando en casi todos los post, ya no podemos hablar del futuro sino del presente transitorio de la Cuarta Revolución Industrial – el nuevo concept lleva el nombre de e-Palette.

El e-Palette será un vehículo autónomo y propulsado eléctricamente a baterías, con una interfaz de control abierta que permitirá a las empresas asociadas instalar su propio sistema de conducción automatizado. Utilizará la Mobility Services Platform (MSPF) de Toyota para desarrollar un vehículo funcional y flexible para una serie de servicios conectados de movilidad. Este prototipo – por el momento – responde a las aplicaciones de MaaS (Mobility as a Service) que hemos comentado en post anteriores y estará disponible en tres tamaños de 4 a 7 metros de longitud: autobús, camioneta para traslados y un modelo más pequeño que pueda cruzar por caminos más estrechos y responder a la logística de la última milla.

El e-Palette podrá ser utilizado por personas y compañías no sólo como medio de locomoción, sino también como proveedor de negocios y servicios ambulantes. Por ejemplo, las empresas de e-commerce podrían utilizarlo para la entrega de productos a domicilio; para un sanatorio prestaría el servicio de ambulancias; en el caso del retail, sería una tienda móvil; y otros usos consistirían en oficinas, casinos móviles, laboratorios y cualquier otro negocio que se pueda imaginar. Además, contará con pantallas exteriores para mostrar información en la vía pública.

Akio Toyoda, presidente de Toyota, afirmó que el sector automovilístico se encuentra en un período de cambio drástico, puesto que las tecnologías como la electrificación, los servicios conectados y la conducción automatizada están experimentando avances considerables. La empresa espera comenzar las pruebas del vehículo a partir del 2020 en varias regiones del mundo, incluyendo los Estados Unidos.

Sin embargo y a partir del comentario de Akio Toyoda, Toyota no es la única empresa que está compitiendo en la carrera de la logística 4.0.

En el post sobre ¿Cómo serán los supermercados del futuro? de febrero pasado, mencionamos a Moby Mart. Diseñado por café Wheelys en conjunto con un equipo de la Universidad Tecnológica Hefei, en China, y la startup de venta al por menor, Himalafy, es un supermercado sobre ruedas completamente autónomo, que no espera a que el cliente llegue a él, sino que sale a su encuentro. El cliente se encuentra con Moby, ingresa identificándose por medio de su smartphone y un asistente holográfico lo guía en su experiencia de compra. Luego todo es debitado electrónicamente de la tarjeta de crédito del cliente mediante un sistema de identificación de toma y salida de productos.

Pero más llamativo aún, en el mismo CES y junto a la presentación del e-Palette aparece Robomart, una tienda robot autoservicio que le acerca productos comestibles a las personas de California, EEUU. Robomart traerá frutas, verduras y otros artículos perecederos desde los estantes del supermercado hasta las puertas de los consumidores. Al igual que en el Moby Mart, los clientes usan una aplicación en su teléfono inteligente para localizar al Robotmart más cercano, que llega lleno de productos frescos. La App desbloquea las puertas y el robot rastrea lo que los clientes han tomado utilizando la tecnología checkout-free al igual que el supermercado Amazon-Go. Luego Robomart cobra al cliente en consecuencia y sigue su camino.

Según su fundador, Ali Ahmed, un emprendedor en serie, la compañía podría competir con los gigantes on-demand que se hacen cargo del servicio de entrega como Amazon, FreshDirect, Instacart y Postmates. Las cadenas de supermercados pagarían por las licencias y los robots en un contrato de arrendamiento que sería más barato que la apertura de una nueva tienda.

Paralelamente, otra startup estadounidense creada por ex ingenieros de Google, ha dado a conocer un vehículo autónomo diseñado para realizar entregas de comercio local. Se llama Nuro y la compañía planea tener varios de los vehículos haciendo entregas en la vía pública antes de fin de año. Muy similar a sus competidores, autónomo y eléctrico, su techo es una plataforma que alberga el conjunto de sensores del vehículo, que incluye LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging), cámaras y radares, que le permiten cumplir con sus funciones.

Nuro se centra en las entregas de baja velocidad, locales y de última milla: comestibles, lavandería o su pedido de comida para llevar. El prototipo actual es aproximadamente la altura de un SUV pero mucho más estrecho que un automóvil típico. El vehículo pesa alrededor de un tercio de un automóvil estándar y está construido para entornos urbanos y suburbanos. Si bien la compañía no lo visualiza conduciendo en las carreteras, también está desarrollando otra versión del vehículo que es adecuada para la producción en masa.

Finalmente y a modo de reflexión, ya sea Nuro, Robomart, Moby Mart, e-Palette o todos ellos juntos, no cabe duda que los vehículos autónomos propulsados a energías renovables y con estas características de servicio serán comunes a nuestros ojos, en un tiempo mucho menor del que nos imaginamos.

Estemos preparados.