Tendencias & Innovación

Las redes sociales en las relaciones laborales

Nos encontramos que las redes sociales tienen impacto en las relaciones laborales, tanto en el inicio de un contrato de trabajo (e-recruitment, obtención de información de los candidatos, entre otras cuestiones),  durante las relaciones laborales (impacto del uso de las redes sociales en las obligaciones de confidencialidad o redes sociales y tiempo de trabajo), así como en la extinción del contrato de trabajo (fundamentalmente, incumplimientos contractuales cometidos mediante el uso de redes sociales) que los tribunales analizan con ocasión de la reclamación contra el despido o sanción.

Vivimos en una época en el que las redes sociales juegan un papel importante en la sociedad hasta tal punto de que son pocos los espacios y las personas que se mantienen al margen de este hecho revolucionario.

El hecho de decir que las nuevas tecnologías están dando lugar a grandes modificaciones en las empresas, es tan real, como afirmar que las redes sociales han cambiado considerablemente la forma en la que nos relacionamos con los demás; pero no sólo eso, las redes sociales inciden de manera considerable en las relaciones laborales.

De hecho, cada vez son más las personas que a través de las redes sociales intentan acceder al mercado laboral, o que sin por otra parte, una vez dentro de las empresas, ven como las relaciones con sus compañeros, e incluso con sus superiores y/o subordinados se realizan por medio de estas redes sociales.

Hay que tener en cuenta que las redes sociales pueden incidir de manera positiva o negativa en las relaciones laborales.

Los aspectos positivos de cómo inciden las redes sociales en las relaciones laborales, podríamos destacar:

  • Conectividad dentro del entorno laboral.

Una de las ventajas de usar las redes sociales en la empresa es el hecho de resolver dudas con tus compañeros de manera inmediata y sin tener que desplazarnos de despacho en despacho en busca de nuestro jefe o de nuestros compañeros.

 

  • Contacto con los clientes.

Actualmente es común encontrarnos con empresas que ofrecen un servicio actualizado de sus novedades gracias a las redes sociales.

  • Información de la competencia.

Gracias a las redes sociales, las empresas son capaces de conocer los datos reales de sus competidores más directos y prácticamente de manera inmediata y a tiempo real, lo cual, favorece a la hora de tomar nuevas alternativas y enfocar las nuevas estrategias.

  • Red de contactos.

Las redes sociales ofrecen la posibilidad de buscar datos concretos de empresas o personas concretas con las que nos queramos poner en contacto, ofreciendo así la posibilidad de crear una gran red de contactos profesionales, que favorezcan la búsqueda activa de empleo.

Los aspectos negativos de cómo inciden las redes sociales en las relaciones laborales, podríamos destacar:

  • Exposición al acoso laboral.

Las redes sociales suelen ser un foco para que los empresarios tengan controlado a sus empleados, favoreciendo de este modo el acoso laboral, o el ya conocido mobbing en sus trabajadores.

  • Distracción y disminución del rendimiento.

La sociedad está cada vez más influida por las redes sociales, y es común encontrarnos con trabajadores dentro de las empresas que muestran su nivel de adicción a éstas de manera constante, produciendo una bajada de su rendimiento en el entorno laboral.

La relación entre las redes sociales y los RRHH es bastante estrecha. Aproximadamente un 60% de los jefes del departamento de recursos humanos usa el reclutamiento en la red, las nuevas tendencias de compensación, la gestión del conocimiento, la formación en la red a través de cursos en grupos.

 

RRHH 2.0 es un término que hace referencia a todo esto, una nueva forma de comprender el trabajo de recursos humanos, donde se hace uso de todas las herramientas tecnológicas disponibles en la actualidad.

En conclusión, las redes sociales han cambiado los recursos humanos. El reto está en el aprovechamiento de la tecnología para el desarrollo de instituciones productivas, competentes y cada vez más colaborativas.

Reflexión: ¿Es posible que con las redes sociales se enfríe la relación con RRHH?