Tendencias & Innovación

Robots y la conquista de los almacenes

En uno de nuestros de post del año 2017, tratamos el tema de los Almacenes 4.0, pero desde entonces, la automatización ha continuado evolucionando a un ritmo inconmensurable. Cada vez más, los almacenes se están transformando en verdaderas fortalezas llenas de robots que toman decisiones, realizan cientos de actividades y, obviamente, reducen costos y mejoran la calidad de las operaciones. Repasemos algunos ejemplos:

Handle. Creado por la empresa especializada en ingeniería y robótica Boston Dynamics​, Handle es un nuevo robot capaz de trabajar en un almacén o centro de transferencia, realizando de forma autónoma la construcción y localización de pallets con SKU mixtos.

Verdaderamente, este robot fue creado en 2017 para realizar trabajos de investigación, pero últimamente se ha inclinado por las operaciones que existen dentro de un almacén. Con una altura de 2 metros y una velocidad de casi 15 kilómetros por hora, puede apilar rápidamente varias cajas pesadas en un pallet, así como también descargarlas en bandas transportadoras con la intención de enviarlas a otro proceso. Handle tiene la habilidad de saltar verticalmente hasta la altura cercana a un metro y puede cargar hasta 15 kilos, además de transitar por escaleras y terrenos sinuosos.

Kiva. Son los robots que mueven los almacenes de Amazon. De pequeñas dimensiones, con la intención de posicionarse por debajo de las estanterías, algunas de estas máquinas autónomas pueden mover 1.300 kilos a una velocidad de 6 kilómetros por hora y diseñan sus propias rutas en función de la urgencia del pedido, la disponibilidad del producto y su ubicación en el centro. Además, tienen la capacidad de colaborar entre ellos cuando detectan fallas o que su batería se agota y así evitan retrasos en la cadena.

Los robots mueven los productos hacia los operarios que preparan los pedidos. Luego, continúan con el desplazamiento de la estantería hacia otro operario que necesite productos o bien hacia un lugar fijo. Automatizar esta tarea hace que se necesite menos espacio en pasillos, aprovechando mejor cada metro cuadrado de superficie del almacén.

Esta tecnología, fue desarrollada por la empresa Kiva System, que luego fue adquirida por Amazon en 2012. Hoy, propiedad de Jeff Bezos, lleva el nombre de Amazon Robotics.

I AM Swift. Otra de las empresas que se especializa en soluciones de warehouse para dar una respuesta ágil a las demandas del e-commerce, es IAM Robotics. En este caso, entra en el mercado tecnológico con un robot autónomo de recogida de materiales, que se enfoca en productos farmacéuticos y envasados de pequeñas dimensiones y pesos. Lo llaman “el caballo de batalla de la operación” (the workhorse of the operation) y su nombre es Swift.

Swift, navega por múltiples pasillos con seguridad y precisión. Su velocidad es similar a la del humano y puede trabajar solo o en conjunto con otros. Presenta un único brazo que puede recoger productos de hasta unos 7 kilogramos, desde ambos lados del pasillo y en estantes desde el nivel del piso hasta los 2 metros de altura.

Auto-S. Walmart, la minorista más grande del mundo, ha estado implementado el uso de robots para monitorear el inventario en varias de sus tiendas, entre otros dedicados a la limpieza.

Bossa Nova es la empresa que fabrica el robot viaja por los pasillos de Walmart navegando de forma segura ente los clientes e identificando qué artículos están agotados y asegurándose de que los precios y las etiquetas de los productos sean correctos. A partir de un registro preciso, la información es transmitida a un empleado de la tienda, quien repondrá los faltantes o corregirá el precio del producto, ya que los robots no son físicamente capaces de hacerlo – al menos por el momento –.

En este caso el objetivo no es mover referencias, sino el de contar con un inventario actualizado y en tiempo real de la situación de los productos en las estanterías de la tienda. El robot está equipado con sensores, luces, cámaras y un sistema de mapeo que le permite moverse por toda la tienda de forma independiente.

Este breve resumen de los principales robots que hoy están presentes en el mercado y las empresas que ya los están utilizando, es evidencia suficiente para decir que las máquinas inteligentes están conquistando los almacenes, supermercados y centros de distribución.

Muchos estamos preguntándonos si estas máquinas serán mejores que la labor que hoy es realizada por las personas, así como también cuáles serán los empleos del futuro, por no decir los de los próximos años.

Lo cierto es que los robots ya no sólo forman parte del cine, sino que conviven entre nosotros en el día a día. La única conclusión razonable por el momento es que debemos estar preparados.