Informe OBS: Cambio Climático: el siguiente paso a dar tras el Covid-19

  • Transcurrida la crisis del Covid-19, es importante que toda la energía positiva que estamos teniendo toda la sociedad como colectivo la canalicemos para afrontar los siguientes retos que debemos enfrentar: el cambio climático.
  • La criosfera (que supone aproximadamente el 10 % de la superficie terrestre e incluye todas las superficies congeladas, como la Antártida, Groenlandia y los glaciares) está retrocediendo y ha perdido 2,5 millones de kilómetros cuadrados aproximadamente en los últimos 50 años.  

 

La situación actual nos ha obligado a detener en seco todas las actividades no esenciales. Este hecho supone en sí una oportunidad enorme para que las empresas prioricen la activación de aquellos productos o servicios que realmente valgan más la pena.

Varios líderes mundiales, entre ellos Angela Merkel y Antonio Guterres han denominado la pandemia como el mayor reto al que se enfrenta la humanidad desde la segunda guerra mundial. No solo por la lucha sanitaria en la que nos encontramos inmersos, sino por las medidas económicas asociadas.

La crisis del coronavirus es tan impactante que existe el riesgo de perder de vista la importancia de la emergencia climática en la cual también nos encontramos.

¿Puede ser que las dificultades que estamos afrontando nos hagan redifinir el concepto de valor?

La economía se encuentra entre las principales preocupaciones de la población. No movidos por un afán de comodidad o por ambición, sino más bien por ver en peligro el medio de vida que teníamos antes de esta crisis, por perder la fuente de ingresos.

Este va a ser un reto de todos, en el cual tenemos que ponernos como objetivo más que nunca que nadie se quede fuera de la sociedad. Esta cura de humildad por la que hemos pasado durante estos días tiene muchas probabilidades de redefinir la escala de valores que teníamos en la época actual.

El reto va a consistir, por tanto, en reconstruir nuestras sociedades y nuestras economías sin dejar de lado los valores de justicia social y justicia climática. En 2016, Emmanuel Faber, CEO de Danone, mencionaba en su discurso a los graduados de la escuela HEC: «no habrá justicia climática sin justicia social». Estas palabras toman aún más relevancia si cabe en estos días.

Para ser capaces de superar este reto colosal que tenemos por delante, es preciso:

Mantener el espíritu colectivo y solidario que hemos potenciado durante estas primeras semanas de lucha contra la pandemia: aumentando la proporción de modelos de negocio centrados en un propósito que aporte verdadero valor a la sociedad, que las empresas tengan en cuenta a todas las partes interesadas, promoviendo que estén todos informados, alineados y remando en la misma dirección; que se incorpore a las futuras generaciones también como una de esas partes interesadas, muy presentes en nuestras actividades diarias; y que la mayor parte posible de la humanidad se empodere y se implique en una sociedad equilibrada, donde los gobiernos, las empresas y las asociaciones trabajen juntos en construir una sociedad próspera y justa social y medioambientalmente.

Además, en el informe se destacan los casos ejemplares de cuatro compañías que han implementado cambios en sus políticas corporativas en beneficio del planeta.

Para descargar el informe clique aquí