Project Management

Plan de negocios: un ejemplo para elaborar el tuyo

plan de negocios ejemplo

Si has decidido leer este artículo, probablemente ya sepas qué es un plan de negocios. Ejemplo de este tipo de documentos lo tenemos en cualquier emprendedor que quiera lanzar al mercado una idea innovadora.

Sin embargo, es probable que, aunque sepas lo que es un plan de negocios, no hayas tenido la ocasión de ver ninguno. En este artículo te ofrecemos un ejemplo de estructura para que puedas seguir como modelo a la hora de elaborar el tuyo.

Recuerda que un plan de negocios no es algo rígido. No hay que presentarlo siguiendo siempre el mismo esquema, sino que puedes personalizarlo como consideres más oportuno para tu caso. Lo que te presentaremos a continuación será una especie de plantilla que podrás tomar como base y hacer sobre ella los cambios que desees.

 

Plan de negocios: ejemplo de estructura

El ejemplo de plan de negocios que te proponemos reúne los puntos más importantes. Eso no quiere decir que sean los únicos, pero sí aquellos que, como mínimo, se deberían incluir en todos los casos:

  1. Índice. Puede parecer algo insignificante, pero acordarnos de insertar un índice al comienzo de nuestro plan de negocios es un ejemplo de que somos capaces de ponernos en la situación de la persona que tiene que leerlo, pertenezca a una entidad financiera, a un organismo público o a cualquier otro colectivo. Disponer de un índice ayuda a que el destinatario disponga de una idea general de lo que incluye el documento antes de empezar a leerlo. También contribuye a que, en un futuro, pueda encontrar fácilmente cualquier dato que no recuerda exactamente dónde lo ha visto, por lo que cuanto más detallado esté el índice, mejor.
  2. Presentación de la idea de negocio. Por supuesto, un plan de negocios debe indicar qué es lo que quiere construir. En este punto podemos añadir distintos apartados como, por ejemplo:
      1. Descripción detallada del producto o servicio. Cómo se obtendrá, qué será necesario para su fabricación en caso de haberla, qué necesidades ayudará a satisfacer a sus consumidores, etc.
      2. Objetivos. Qué queremos conseguir con nuestra idea. Si pueden estar expresados siguiendo el modelo SMART, mucho mejor.
      3. Misión y visión. Puedes leer más acerca de ambos conceptos en este post con cinco ejemplos exitosos.
      4. Nuestra trayectoria profesional, ya que puede servir como aval de nuestra competencia para llevar a cabo el proyecto.
  3. Investigación de mercados. Una vez que hemos presentado la idea de negocio, llega el momento de explicar cómo encajará en el mercado actual. Para ello, será necesaria una investigación exhaustiva del mismo. Los resultados que obtengamos de ella serán lo que indiquemos en este apartado del plan de negocios. Ejemplo de algunas cuestiones importantes que incluir:
      1. Situación de la oferta y la demanda del sector en el que se encuentra nuestro producto o servicio.
      2. Target o público objetivo.
      3. Competencia.
  4. Plan de marketing. Tras haber explicado la situación el mercado, llega el momento de contar cómo interactuaremos con él. Es decir, cómo utilizaremos el marketing. Además de estudiar la mejor forma de utilizar las 4 P’s clásicas del marketing mix (producto, precio, distribución y comunicación), podremos añadir otras cuestiones directamente relacionadas como, por ejemplo, cuál será la localización física de nuestro negocio.
  5. Plan financiero. Este punto es crucial, ya que es el que nos permitirá convencer a quien lea nuestro plan de negocio que la idea que le estamos presentando será tan rentable como para que merezca la pena invertir en ella. Será necesario especificar costes iniciales, inversión necesaria, proyecciones de ingresos y, en definitiva, cualquier dato económico que convenza de que el proyecto es no solo viable, sino que también generará beneficios.

 

Estos son los puntos más importantes en un plan de negocios. Ejemplo de ello lo tenemos en todos aquellos que, de forma concisa y clara, explican y convencen al destinatario de que invertir en ellos va a resultarles rentable.

Recuerda siempre que la clave de la persuasión está en el beneficio de la persona a quien quieras persuadir.

Recuerda también que todo plan de negocio puede beneficiarse del Project Management. En relación a ello, te recomendamos visitar nuestro Master en Project Management.