Project Management

Capacidad analítica: sus ventajas en el desarrollo de proyectos

capacidad analitica

La capacidad analítica es una de las habilidades más valiosas en las personas que trabajan en el desarrollo de un proyecto. Tanto es así que, sin ella, el proyecto más prometedor puede terminar encauzándose por el camino equivocado y generando más pérdidas que beneficios.

En este post vamos a ver a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de capacidad analítica y, acto seguido, veremos la importancia que esta tiene a lo largo del desarrollo de un proyecto.

 

Capacidad analítica: ¿qué es?

La capacidad analítica podría definirse como aquella habilidad que nos permite procesar la información de una forma que, posteriormente, nos ayudará a tomar mejores decisiones y a obtener mejores resultados.

En la capacidad analítica entran en juego otras habilidades directamente relacionadas con ella:

  1. Observación. Aquellas personas que gozan de una buena capacidad de observación, es decir, de prestar atención a los detalles y de detectar aspectos que otros no perciben a simple vista, son personas con un gran potencial analítico.
  2. Lógica. La capacidad de extraer conclusiones a partir de la inducción o de la deducción es otra de las habilidades que caracterizan a las personas con una gran capacidad analítica, ya que el análisis que se beneficia de la lógica es mucho más objetivo y realista.
  3. Creatividad. Si entendemos la creatividad como la capacidad de conectar lo que, en un principio, no parece estar conectado, tal y como la definió William Plomer, entenderemos que la capacidad analítica es la que permite encontrar aspectos en común entre distintos conceptos en realidades y, por lo tanto, pensar de forma más creativa.

 

Ebook GRATIS: Salidas profesionales Project Management

 

Por lo tanto, podríamos decir que la capacidad analítica es la habilidad de observar el entorno, razonar a través de los datos recogidos y pensar de forma creativa para determinar cómo podemos utilizarlos.

 

Capacidad analítica y su importancia en el desarrollo de proyectos

Ahora que ya hemos asentado la definición de la capacidad analítica, veamos cómo esta puede contribuir a desarrollar proyectos de forma más eficaz y exitosa. Para ello, usaremos como base las cinco etapas de un proyecto:

  1. Inicio. En esta etapa se define el alcance del proyecto y se selecciona al equipo que va a formar parte de él. Las personas con una gran capacidad analítica podrán estudiar a los candidatos y elegir de forma más razonada y objetiva cuáles de ellos son los más indicados para llevar a cabo el proyecto. Por otro lado, las personas elegidas deben disponer, a su vez, de una buena capacidad analítica para poder ejecutar con eficacia las siguientes etapas.
  2. Planificación. A la hora de planificar nos dedicamos principalmente a asignar recursos al proyecto y a las personas que lo van a ejecutar. Esta asignación de recursos puede verse beneficiada de la capacidad analítica en el sentido de que, a través de la observación y del razonamiento, junto a la detección de aspectos en común entre las distintas necesidades, se podrá hacer de forma mucho más eficiente.
  3. Ejecución. Llega el momento de poner en marcha el plan diseñado, el cual puede sufrir contratiempos no previstos. Para solventarlos, las personas con buena capacidad analítica podrán observar y razonar qué es lo que ha salido mal y utilizar su creatividad para ponerle solución.
  4. Seguimiento y control. A la hora de evaluar qué ha salido bien y qué ha salido mal, es obvio que la capacidad analítica es clave, ya que es necesario observar al máximo los datos recogidos y pensar en cómo evitar los mismos errores en la próxima ocasión.
  5. Cierre. Por último, esta etapa se centra en atar todos los cabos sueltos que hayan quedado, así como en formalizar las obligaciones contractuales necesarias. Quizá sea la fase en donde la capacidad analítica puede relajarse un poco, pero aun así no debemos ignorarla de todo, ya que, incluso en esta última etapa, podemos necesitarla para detectar posibles errores finales.

Como hemos visto, la capacidad analítica es una habilidad que debemos exigir en todas las personas que forman parte de un proyecto, y la forma de detectarla es a través de pruebas que midan la observación, la lógica y la creatividad.

Si te interesa saber más acerca de la gestión de proyectos, te recomendamos visitar nuestro Master en Project Management.

 

Ebook GRATIS: Salidas profesionales Project Management