Tendencias & Innovación

Monitorización de redes, todo lo que hay que tener en cuenta

monitorizacion de redes

La monitorización de redes es una de las grandes responsabilidades que los profesionales del departamento TI cubren en las empresas y que deben tener muy en cuenta a la hora de gestionar el apartado tecnológico de su empresa. Realizando un buen monitoreo de las mismas se puede potenciar el resultado obtenido por la compañía a distintos niveles y aportar una serie de ventajas importantes al futuro de la misma.

 

 

 

¿Por qué monitorizar las redes?

Los profesionales que tengan experiencia y conocimientos profundos tras haberse formado con un máster en innovación empresarial y dirección de proyectos sabrán que la monitorización de las redes es imprescindible en todo tipo de negocios. Uno de los principales motivos de adoptarla se encuentra en la posibilidad de reducir los gastos, algo por lo cual cualquier empresa se puede ver muy beneficiada. Gracias a este proceso de monitorización es posible tener una idea completa del estado en el que se encuentra la red de la compañía, apreciando si hay algún tipo de carencia o si es necesario introducir nuevo hardware para continuar manteniendo los buenos resultados.

También es posible comprobar antes de que ocurran problemas si hay algún elemento que pueda estar ocasionando una bajada en el rendimiento, llegando a ser una muy buena opción como método de prevención. Por ejemplo, la monitorización permite ver la fuente de procedencia del tráfico que se considere extraño o intruso, dando opción a ver los posibles riesgos que harían que la compañía entorpeciera su rendimiento. Esto mismo se puede llevar a otro nivel mediante el análisis de los logs, lo que puede aportar información muy valiosa para aplicarla en la mejora del estado de la empresa.

 

Aspectos a tener en cuenta para la monitorización de redes

Llevar a cabo la monitorización de las redes requiere del uso de una serie de herramientas especializadas que se deberán elegir teniendo en cuenta una serie de factores dependiendo de las necesidades de cada negocio. En algunos casos es importante valorar que las herramientas que se están eligiendo sean versátiles y que aportan una amplia serie de posibilidades a las empresas. Esto significa que su único objetivo no es la monitorización, sino que esto se trata de un punto de apoyo en un tipo de rendimiento superior. Hay algunas herramientas de monitorización que incluyen las redes como uno de los elementos que se gestionan, pero que también realizan el proceso de administración de las distintas aplicaciones que se usen dentro de la empresa. Es bueno realizar pruebas y comparaciones hasta encontrar la herramienta que mejor se ajuste a las necesidades de la empresa.

Antes de elegir una herramienta específica también es conveniente comprobar cuál es el método de instalación y configuración, así como la versatilidad que ofrecen a corto y largo plazo. Hay herramientas que son demasiado planas y básicas en las que simplemente se roza el rendimiento avanzado y se conforman con métodos mucho más simples en cuanto al uso.

Pero hay casos en los que esto puede ser exactamente lo que necesite un negocio en lugar de algo más avanzado que pueda resultar complejo. Por eso en cada tipo de caso se puede recomendar una u otra opción. Lo que sí se tiene que tener en cuenta es si la herramienta dispone de un sólido sistema con el cual se proporcionen alertas, dado que esto puede evitar muchos dolores de cabeza para el profesional.

En este mismo aspecto el sistema de monitorización a través de control remoto también es muy importante, dado que cada vez los profesionales TI tienen un puesto menos fijo y se mueven más por distintos lugares.

Que las personas que se ocupan de desgranar la información de la monitorización puedan acceder a estos datos en cualquier sitio y que además dispongan de un sólido sistema de historial y archivo se convierte en un aspecto muy positivo a la hora de aumentar el rendimiento y los buenos resultados. En definitiva se puede ver que la elección de una herramienta de monitorización de redes no es tan simple como se pueda imaginar, pero que una vez realizadas las comprobaciones necesarias tampoco es tan difícil llegar a aquello que se puede requerir en cada tipo de situación. Y a partir de una buena elección todo lo demás para el profesional es coser y cantar.