Tendencias & Innovación

Innovación de productos, ventajas y desventajas a tener en cuenta

innovacion de productos

En el sector industrial una empresa siempre debe estar preparada para afrontar los posibles cambios que puedan darse en la sociedad y así poder ofrecer nuevos productos para satisfacer las necesidades que van surgiendo. Aunque la innovación de productos es una práctica muy común entre las empresas, este proceso tiene sus ventajas y desventajas. Por norma general, los beneficios suelen ser mayores, aunque no hay que descartar los posibles contratiempos que puedan ir apareciendo en el mercado y en el sector industrial en el que la empresa desarrolle su actividad. Por este motivo veamos ahora cuáles son los pros y los contras que se pueden dar con respecto a la innovación de los productos.

Ebook GRATIS: Innovation Management

 

Ventajas de la innovación de productos

Para que una empresa pueda ofrecer mejores servicios es necesario que lleve a cabo cada cierto tiempo un proceso de innovación en el que pueda sacar al mercado nuevos productos o servicios a los consumidores y así satisfacer las necesidades de los mismos. En el momento que una empresa realiza esta acción son muchas las ventajas que va a experimentar en un corto periodo de tiempo.

Por supuesto, al ofrecer una amplia gama de productos el crecimiento de la industria será mayor al llegar a un gran número de consumidores. Este crecimiento favorecerá que la empresa pueda expandirse por otros países o localizaciones y así atraer a más clientes que puedan verse interesados por estos nuevos productos creados. Es importante destacar que con la fabricación de nuevos elementos la competitividad recaerá a favor de la empresa, ya que conseguirá hacerse un hueco en la industria diferenciándose de otras entidades que también forman parte de ese sector y que por el contrario no ofrecen productos que presenten características exclusivas. Por tanto, la innovación ayuda a que el negocio se posicione como único, consiguiendo volverse más atractivo para los clientes.

Además, también hay que tener en cuenta que el proceso de innovación de productos dará mayor notoriedad a la marca, escalando posiciones dentro de la propia industria y destacando estos productos como los primeros y más comerciales. Por tanto aumentarán las ventas notablemente y los clientes se decantarán por lo que ofrece nuestra empresa en el mercado.

 

Desventajas de la innovación de productos

A pesar de todas las ventajas de las que podemos disfrutar con el proceso de innovación de productos, también hay que tener en cuenta las posibles desventajas que pueda ocasionar, puesto que a la hora de fabricar nuevos productos e intentar comercializarlos asumimos ciertos riesgos que no siempre podemos superar satisfactoriamente. Nunca se deben dejar de lado tal y como saben los expertos que han disfrutado de estudios especializados como el Máster en Innovación y Emprendimiento.

Es cierto que normalmente la innovación de productos suele ser exitosa, pero no ocurre lo mismo cuando lo que hacemos es implantar mejoras, ya que no siempre va a calar en los clientes. En este sentido, la empresa lo que suele hacer es cambiar algunos recursos de producción por otros renovados, pero a veces los resultados no son lo que se esperaba, dado que la innovación no se ha llevado a cabo en el producto en sí, sino en el proceso de producción, por tanto, el consumidor no encuentra claramente las diferencias. Esto puede provocar un efecto contrario al que estamos buscando y por consiguiente nuestro hueco dentro del sector podría verse dañado hasta tal punto de acabar con el prestigio y la reputación de la empresa, pudiendo incluso hasta desaparecer.

Además, también hay que decir que cuando llevamos a cabo procesos de innovación de productos solemos invertir grandes cantidades de dinero, puesto que la fabricación suele ser bastante costosa. Si sale todo de forma satisfactoria, rentabilizaremos esa inversión, pero puede ocurrir lo contrario tal y como comentábamos antes, por lo que el fracaso es posible que produzca pérdidas de dinero muy graves para la empresa. Además del capital, otro de los factores que se puede perder con un proceso de este tipo es el tiempo. Si nuestro producto no llega a cumplir los objetivos que esperábamos, se ha invertido un tiempo innecesario que ha dejado de lado la producción de otros productos o llevar a cabo otro tipo de investigaciones, pudiendo llevarnos a la caída. Esta pérdida de tiempo, si se demora demasiado, puede llevar a una ruptura entre la empresa y el cliente, y que este busque otras alternativas para satisfacer sus necesidades.

Finalmente, no podemos llevar a cabo innovaciones de productos demasiado exageradas, ya que una empresa debe mantenerse siempre fiel a sus productos iniciales aunque los vaya adaptando. De no hacerlo la credibilidad de la entidad perdería puntos y no podría mostrarse como una empresa seria y de solidez.

 

Ebook GRATIS: Innovation Management