Tendencias & Innovación

Herramientas Lean: la mejor alternativa para optimizar la gestión empresarial

herramientas lean

El modelo de Lean Manufacturing es una ideología o conjunto de prácticas enfocadas a la gestión eficaz de los negocios, que tienen como objetivo lograr la eficiencia de todos los procesos empresariales.

El fin que persigue es mejorar al máximo las actividades productivas de las empresas, y para ello utilizar una serie de procedimientos dirigidos a optimizar el nivel de calidad de los productos o reducir costes, entre otros objetivos. En definitiva, se trata de desprenderse de los “desperdicios”, término que define a los procesos improductivos.

 

Los principios fundamentales del Lean Manufacturing se basan en estas 3 premisas:

  • Calidad perfecta: buscar los defectos, detectarlos y ofrecer soluciones para los problemas en su origen.
     
  • Eliminación de los desperdicios: reducir al máximo las actividades que no añaden valor al negocio o que impiden la productividad del mismo.
     
  • Optimización: mejorar la calidad, aumentar la productividad y reducir costes.

 

Para conseguir estos principios esenciales, se utilizan las herramientas Lean Manufacturing, que incluyen procesos continuos e intensos de análisis y de producción, y ayudan a los responsables de las empresas a eliminar acciones improductivas o tareas que no llevan a ningún lado. Estas herramientas pueden utilizarse en diferentes momentos del proceso, de forma individual o conjunta, según cada una de las necesidades concretas.

 

Principales herramientas de Lean Manufacturing

En la actualidad, existe una amplia variedad de opciones, ya que el Lean Manufacturing es un modelo muy versátil y en torno a él se ha creado todo un ecosistema de posibilidades. Para saber cuál es la herramienta que mejor puede ayudar a mejorar las necesidades de una empresa en concreto, es necesario estudiar a fondo cada una de ellas, pero con el fin de ofrecer un resumen conciso, podemos decir que las principales herramientas de Lean Manufacturing son las siguientes:

 

1. Las 5s:

Es una de las esencias del “espíritu Lead”, y la base que lo mantiene. Consiste en mejorar las condiciones de cada puesto de trabajo, a través de la organización, orden y limpieza. Su objetivo es crear una disciplina para evitar pérdidas de tiempo y de producción. Por ejemplo, sin un área profesional está mal organizada, se perderán mucho tiempo y recursos en llevar a cabo los procesos de negocio.  

Las 5s hace referencia a:

 

  • Seiri. Eliminar todos los elementos innecesarios del lugar de trabajo.
  • Seiton. Ordenar todo en su sitio para facilitar su posterior localización.
  • Seiso. Limpiar a diario el lugar de trabajo y los equipos que lo componen para encontrar posibles defectos.
  • Seiketsu. Estandarizar mediante pautas y controles visuales el control de calidad de las tareas profesionales.
  • Shitsuke. Disciplinar a todos los implicados para que sigan todas las normas anteriormente citadas.

 

En resumen, se trata de desplegar todos los recursos necesarios para que una empresa tenga las mejores condiciones a la hora de organizar, limpiar y estandarizar las tareas. Es el principal enfoque del Lean Manufacturing.

 

2. TPM

Son siglas que corresponden a “Mantenimiento Productivo Total”, uno de los métodos Lean que aborda la gestión del mantenimiento de la empresa, con el objetivo de conseguir cero fallos. Para ello, es necesario que se involucre todo el personal de la empresa y durante todas las fases del desarrollo del producto o servicio.

En realidad, se trata más de un programa de mejora continua durante todas las fases, y consta de tres estrategias: predictiva, preventiva y correctiva.

 

3. Trabajo estandarizado

El objetivo de esta herramienta de Lean Manufacturing es definir una metodología a seguir para realizar los diferentes trabajos con las mejores prácticas y conseguir que todo el personal trabaje siguiendo estas pautas.

Su aplicación se lleva a cabo con el fin de reducir por ejemplo el tiempo de ejecución de las operaciones y de establecer una serie de bases para continuar mejorando en los procesos futuros.

 

La lista es muchísimo más amplia, y para poder aprovechar todos los beneficios que aportan estas herramientas, es interesante adquirir las habilidades que se facilitan en el Máster en Dirección de Operaciones e Innovación, donde se estudia en profundidad y de un modo transversal este modelo y otra serie de aplicaciones para gestionar un negocio y afrontar los nuevos retos a los que se enfrentan día a día las empresas.