Tendencias & Innovación

COO, el Director de Operaciones y sus responsabilidades

coo

Si bien la figura del COO (Director de Operaciones) no es la más conocida de forma global cuando hablamos de cómo funcionan los negocios por dentro, la realidad es que se trata de una de las más relevantes. Estos profesionales disponen de funciones flexibles que abarcan un buen número de aspectos y que trabajan de manera precisa para que el negocio se desarrolle de manera correcta.

 

 

 

¿Cuáles son sus responsabilidades?

Entender el perfil del COO implica conocer a fondo sus responsabilidades, las cuales pueden variar en varios niveles dependiendo de las necesidades y exigencias de cada empresa. En la base, el COO actúa como respaldo del CEO  y se ocupa de que sus decisiones y las distintas pautas de actuación se aplican con éxito. De este profesional depende que la empresa lleve a cabo los procesos que se hayan marcado de una forma adecuada y también es su responsabilidad dar forma a los planes de trabajo con los distintos responsables de las áreas de la compañía. En su mano también queda la optimización de recursos y planificación.

 

Ebook GRATIS: Que hace un lider

 

Su trabajo y decisiones tienen una parte activa en las finanzas de la empresa, en los recursos humanos y la logística. En el primer aspecto el COO no solo tiene que dar cuenta de los datos resultantes de cada ejercicio al CEO, sino que también tiene que supervisar que se llevan a cabo los distintos objetivos que se hayan marcado. La labor en recursos humanos incluye distribuir a los empleados en sus puestos más adecuados y asegurarse de que el entorno en el que se está trabajando sea el más adecuado posible. El motivo de ello es que cuidando el entorno será posible aumentar los niveles de productividad y asegurarse de que todo avanza bien.

Y respecto a la logística, el COO será el que supervise en última instancia las distintas adquisiciones que se hagan y el que deba saber cuáles son los suministros o elementos que requieren los departamentos para alcanzar sus mejores niveles de rendimiento.

 

¿Cómo tiene que ser el COO?

La figura del Director de Operaciones es fundamental en todo negocio por mucho que a primera vista sea difícil identificarla. Se trata del profesional que más se echa de menos cuando no está presente, dado que todo comienza a sufrir descoordinación y a ponerse en riesgo. Pero para ser un buen COO hay que disponer de una formación exhaustiva que le permita comportarse de manera dinámica y flexible para responder a todas las variables que se pueden producir en su día a día.

Este profesional tiene que tener una gran capacidad para el dinamismo a la vista de que tiene que trabajar entre distintos departamentos, en ocasiones actuando de enlace entre ellos y teniendo que comprender la situación en cada uno. Otro rasgo que tienen que tener todos los profesionales que quieran encajar en la categoría de COO es la de realizar operaciones de análisis de manera eficiente. El motivo de ello se encuentra en el trabajo de comprensión y análisis que tiene que hacer entre los distintos departamentos, la búsqueda de unos resultados específicos y la puesta en marcha de los procesos de trabajo respondiendo a todas las necesidades de la plantilla.

Los COO son profesionales que disponen de una fuerte capacidad en lo que se refiere al liderazgo, que no tienen problemas de comunicación y que además puedan tomar decisiones de una manera resolutiva. De ellos depende el futuro y guía de la empresa cuando se encuentran obstáculos o fallan las personas que están al frente de los diversos departamentos. Es el vínculo que existe entre las divisiones de la empresa y también entre las propias divisiones, sus responsables máximos y el CEO de la compañía. Por ello es tan importante que el COO esté bien formado y que además sea capaz de lidiar con cualquier tipo de situación.

 

Ebook GRATIS: Que hace un lider