Tendencias & Innovación

7 tipos de almacenamiento en logística

tipos de almacenamiento logistica

La función de almacén aumenta de relevancia con el comercio electrónico. Conocer los distintos tipos de almacenamiento en logística es muy importante para las empresas globales y negocios de rápido crecimiento, que necesitan encontrar la forma de alojar todo su inventario de manera eficiente.

¿Quieres saber cuáles son los principales tipos de almacenamiento en logística a considerar?

 

 

Los tipos de almacenamiento en logística que aumenta la eficiencia de la cadena de suministro

Una gestión de inventario eficiente puede ser la clave del éxito de una empresa, al permitirle reducir costes, mientras que le asegura ser capaz de satisfacer las necesidades de sus clientes. Elegir entre los tipos de almacenamiento en logística es uno de los pasos clave y, para ello, hay que entender la diferencia entre los más habituales:

Ebook GRATIS: Blockchain
  1. Almacenes públicos. Estos almacenes son propiedad de organismos gubernamentales y están disponibles para empresas del sector privado. Se pueden prestar para uso empresarial y constituyen una buena opción para quienes quieren cubrir esta necesidad por un corto período de tiempo. Aunque generalmente no son tan avanzados tecnológicamente como otras alternativas, sí que son la opción más accesible. Se trata de un modo de guardar el inventario interesante para las nuevas empresas de comercio electrónico y las pymes.
  2. Almacenes privados. Un almacén privado es un almacén de propiedad privada de mayoristas, distribuidores o fabricantes. Aunque generalmente son más caros que los almacenes públicos, los almacenes privados pueden ser una gran opción para las PYMES de comercio electrónico si necesitan una presencia estratégica importante a largo plazo en una región importante.
  3. Depósitos aduaneros. Es uno de los tipos de almacenamiento en logística más conocidos. Aquí se pueden almacenar bienes importados antes de que se deban pagar los derechos de aduana. Las compañías que almacenan productos en estos depósitos no tienen que pagar ningún arancel hasta que se liberen los bienes y, de hecho, también pueden almacenar productos de acceso restringido en ellos hasta completar el proceso documental que les permitirá continuar su viaje y penetrar oficialmente las fronteras nacionales. El depósito aduanero permite almacenar artículos durante períodos prolongados de tiempo y eso los hace perfectos para los importadores, ya que pueden guardar allí su mercancía libre de impuestos hasta que encuentren compradores.
  4. Almacenes inteligentes. Un almacén inteligente es uno de los tipos de almacenamiento en logística de más reciente aparición. Allí, el almacenamiento, el proceso de cumplimiento y la gestión están automatizados gracias al uso de la inteligencia artificial. La automatización abarca, desde software para la gestión de inventario, hasta robots y drones que realizan tareas de manipulación y transporte de la mercancía.
  5. Almacenes consolidados. Se trata de un tipo de almacén que recoge pequeños envíos de diferentes proveedores y los agrupa en envíos más grandes antes de distribuirlos a los compradores. Suele especializarse en envíos destinados a la misma ubicación geográfica. Se trata de una forma muy económica de plantear el cumplimiento de pedidos, especialmente para pequeñas empresas y las de nueva creación. La inversión de capital y el volumen de inventario requerido para usar esta opción de almacenamiento también es mínimo, otro punto a tener en cuenta por las startups.
  6. Almacenes cooperativos. Un almacén cooperativo es un almacén administrado por organizaciones cooperativas, donde los miembros de esta agrupación, pero también terceros pueden almacenar productos en las instalaciones. La ventaja para los miembros de la cooperativa tiene que ver con el pago de tarifas reducidas por el mismo servicio.
  7. Centros de distribución. Un centro de distribución es un espacio de almacenamiento que generalmente se construye teniendo en cuenta requisitos específicos. Por lo general, en estos casos el almacenamiento se usa para necesidades temporales y los artículos rotan rápidamente dentro de la cadena de suministro. Se recibe un gran inventario y se distribuye a revendedores y minoristas en un corto período de tiempo.

 

Hay muchos tipos de almacenamiento en logística disponibles y cada sirve a un propósito diferente. Para elegir uno adecuado hay que atender a las necesidades específicas del negocio, su cadena de suministro, mercado objetivo y presupuesto, entre otros factores.

 

Ebook GRATIS: Blockchain