Tendencias & Innovación

El éxito de trabajar en equipo

En función de la personalidad, de la comodidad o de la diferencia de opiniones muchas veces preferimos buscar el éxito de forma individual; sin embargo trabajar en equipo es una gran oportunidad para brillar como profesionales.

Generalmente estamos acostumbrados a trabajar individualmente, por lo que creemos que trabajar en equipo con otros profesionales sólo sería un obstáculo para alcanzar el éxito laboral. Sin embargo, se pueden combinar nuestras capacidades con las de otros profesionales puede generar resultados sorprendentes. Para tener éxito trabajando en equipo podríamos enumerar:

Elegir quiénes formarán parte del equipo: Para comenzar a construir el camino al éxito es necesario ser cuidadoso a la hora de elegir qué profesionales conformarán el equipo de trabajo. Siempre se debe tener en cuenta sus habilidades, experiencias y motivaciones. Antes de la decisión final hay que asegurarte que los profesionales elegidos sean compatibles entre sí.

Compartir ideas con el resto de los integrantes: Para trabajar en un grupo se debe estar dispuesto a abrirse, a compartir las ideas con el resto de los integrantes, a ser desafiados por las iniciativas de los demás. Hay que encontrar técnicas divertidas e innovadoras para estimular un debate apasionado sobre los diferentes temas a tratar.

Establecer reglas de comunicación: Desde un comienzo es necesario establecer determinadas reglas de comunicación. Los participantes deberán conocer claramente quién hablará con quién, cuándo y con qué frecuencia; esto permitirá a los individuos enfocarse en el trabajo que realmente les compete y no preocuparse o perder el tiempo persiguiendo gente.

Organización previa: Es importante contar con una organización y estructuración previa. Antes de iniciar con el proyecto se debe definir claramente las personas, las herramientas y los recursos que se necesitarán para lograr concretar el mismo.

Definir derechos y obligaciones: Desde un comienzo todos los integrantes deben tener claras tanto sus obligaciones como sus derechos. Cada integrante debe saber cuáles son sus responsabilidades, así como las consecuencias de no cumplir con sus tareas en tiempo y forma.

Promover el respeto: Una falta de respeto no sólo se presenta de manera verbal, en ocasiones se puede entender como el incumplimiento de los plazos finales o generar distracciones por discusiones irrelevantes, entre otras. Hay que procurar que todo el equipo trabaje con respeto y centrándose en los objetivos comunes del grupo, esto permitirá obtener resultados sumamente positivos.

Siempre ser agradecido: Cada vez que puedas reconoce el trabajo de los demás, e intenta ser agradecido. Esto no sólo será valorado por quienes reciben el gesto, sino también por aquellos que lo ven, quienes se sentirán animados para seguir avanzando y creciendo como profesionales.

Siempre aparecen ventajas e inconvenientes, de las que podríamos enumerar:

Ventajas:

  • Se consigue una visión única que proviene de múltiples visiones: forma parte del proceso creativo, aunque es necesario tener paciencia y dominar el arte de la negociación.
  • Las diferentes ideas no solo colaboran en el trabajo bien hecho, sino también en la resolución de problemas, cuando sea el objetivo.
  • Los miembros del equipo se sienten útiles, y pueden demostrar sus capacidades; de manera indirecta aumenta el rendimiento individual y colectivo.
  • Se consigue un aprendizaje de forma natural, por el mero hecho de compartir y discutir información.
  • En general se observa que con el tiempo los miembros de un equipo de trabajo se vuelven más tolerantes y superan sus propias debilidades.

Inconvenientes:

  • La coordinación puede convertirse en el talón de Aquiles. Para evitarlo se requiere asignar las funciones a personal que tenga en cuenta las opiniones de todos, y mente clara para decidir.
  • Discutir sin saber hacerlo. De hecho si nos atenemos a la definición de DISCUTIR: “Contender y alegar razones contra el parecer de alguien”, nos damos cuenta de que precisamente lo que nos falta muchas veces es “alegar”.
  • Nos falta entender, recibir la información, hacernos nuestra propia idea, y exponerla. Objetivos poco claros y responsabilidades mal definidas. Ritmos diferentes.
  • Hablaba al principio del compromiso de los miembros de un equipo: compromiso también es asumir que “el trabajo debe de salir adelante”, y no adoptar una actitud evasiva.
  • Pueden producirse conflictos duraderos entre los miembros por diferencias en los puntos de vista y formas de pensar, pudiendo incluso, dividir al grupo.

Reflexión: ¿Se debe trabajar en equipo? ¿En qué trabajos?