Tendencias & Innovación

Qué supone hacer una entrevista de trabajo a través de video-conferencia

Aunque hoy por hoy son algo desconocidas y poco usadas, las entrevistas de trabajo por video-conferencia se están poniendo muy de moda. El mundo corporativo ha visto una salida eficaz que ahorra tiempo y dinero en la selección de personal. Se trata de las entrevistas con video-conferencias, una práctica que tiene como objetivo seleccionar a los candidatos conociéndolos a través de una herramienta novedosa.

Si la entrevista telefónica tiene la ventaja de ahorrar mucho tiempo y tramites respecto a la entrevista presencial, el único pero que podríamos destacar es el hecho de no poder ver la imagen y expresión no verbal del candidato, un aspecto que se tiene muy en cuenta en las entrevistas personales y que a veces no damos la importancia que merece.

Por eso, en las entrevistas por video-conferencia podemos ahorrar muchos costes, sobre todo si el candidato vive alejado del puesto de trabajo, y además se pueden sacar conclusiones más específicas sobre los rasgos de personalidad del candidato pues se observa la imagen de este y lo que puede transmitir.

¿Cómo debes prepararte para una entrevista  de trabajo por video-conferencia?

  • No tener actualizada tu versión de Skype y tu perfil.

Los datos que se reflejan en el perfil de Skype, pueden ser excesivamente personales o contener información que pueda perjudicarte de cara al entrevistador. Tu Nick aquel que te diste de alta en la universidad podía resultar muy gracioso, pero seguramente no es el adecuado para una entrevista laboral.

  • Ambientación descuidada y poca iluminación.

Que realices la entrevista desde tu habitación o desde el salón de tu casa no quiere decir que sucumbas a una imagen descuidada.

Previa a la realización de la entrevista, es recomendable preparar la estancia.

Ordena mesa y fondo, pero sobre todo  céntrate en los elementos que van a recibir el enfoque directo de la cámara.

Como telón de fondo es mejor optar por entornos neutros como una biblioteca, un lugar de trabajo como una pequeña oficina o paredes poco decoradas. Vigila los posibles cuadros o posters  que pueda haber en la habitación. La foto de tu grupo preferido, seguramente no es lo que quiere ver tu entrevistador de ti.

Cuidar el entorno es importante ya que el input recibido en pocos segundos puede ser determinante para tomar una decisión u otra. Estos pequeños detalles, aunque no lo creas pueden hacer que sigas o no en el proceso de selección en el que estás inmerso.

  • Interrupciones o deficiente calidad del sonido

Haz pruebas de micrófono para comprobar que todo está correcto. Un fallo técnico de sonido puede indicar al entrevistador que no has preparado previamente tu entrevista de forma adecuada. Asimismo las interrupciones ajenas a la entrevista, tampoco van a favorecerte. Recuerda apagar el móvil o ponerlo en silencio y procurar estar sólo en la estancia.

 

  • Mala calidad de conexión.

Revisa la calidad de tu conexión a Internet. No esperes al último momento para realizar las comprobaciones oportunas. Esto puede dar a entender al entrevistador que no tienes el interés suficiente en el puesto al cual estás optando. Deja el ancho de banda libre, y no lo utilices para otro tipo de aplicaciones.

  • Vestimenta inapropiada.

Realizar una entrevista desde tu casa no significa que no debas cuidar tu imagen tanto o más que en una entrevista física. Olvídate de ropa excesivamente casual, y cuida aspectos como ir correctamente afeitado.

Presta atención a los colores de tu ropa. Se recomienda elegir la ropa que destaque teniendo en cuenta el fondo que vas a utilizar.

Una camisa o blusa blanca contra una pared de fondo blanca puede darte un aspecto algo fantasmal. Los tonos azules, suaves y lisos son las opciones más seguras.

  • Posición inadecuada.

Mantén una posición correcta. La espalda recta, cuerpo relajado y una ligera inclinación hacia delante denotan una escucha activa al entrevistador.

Ajusta la altura de la cámara. Debes enmarcar tu rostro, pero no excesivamente. El entrevistador debe ser capaz de percibir tu lenguaje corporal. Ojo con lo que la cámara enfoca. Vigila los botones superiores de tu camisa y los escotes.

Trata de mantener en todo momento el contacto visual con el entrevistador. Mira a la cámara cada vez que hables y no a la pantalla del ordenador. El entrevistador debe notar que se trata de una entrevista cercana.

 

Actualmente no está muy generalizado en España, pero muchos países optan por una entrevista de trabajo vía online. Estas abaratan costes y crean cómodos horarios para los seleccionadores. Algunas son grabadas por las empresas y en otras transcurren incluso con la cámara desactivada por parte del entrevistador.

A pesar de que se pueden acortar distancias y bajar presupuestos por medio de internet, se pierde la integralidad de las personas implicadas, entrevistador y entrevistado, pues a través de una pantalla no existe el contacto físico, personal, por ejemplo, un estrechamiento de manos.

Ventajas y desventajas de la entrevista virtual: los expertos consultados ven como ventajas el manejo controlado de costos (no solo para la empresa, sino para los candidatos ya que se evitan los traslados) y el aprovechamiento de los recursos tecnológicos. Pero declaran como desventajas la interacción indirecta y la posibilidad de enmascarar aspectos del ser humano. “Las apariencias engañan y engañan más a través de una pantalla”

En este artículo podríamos unirlo al artículo que escribí y se publicó el 12/09/2016 “En una selección: ¿Somos candidatos o actores?”