Tendencias & Innovación

Herramientas de coaching internas y externas

herramientas de coaching

Generalmente hablamos del coaching como recurso para mejorar el rendimiento en los planos profesional e individual, pero pocas veces nos detenemos a pensar cómo alcanza los objetivos que se propone. Pues bien, en esta ocasión nos hemos propuesto hablarte de las herramientas de coaching mas empleadas en la actualidad.

 

¿Son necesarias las herramientas de coaching?

El coaching no es un recurso que funciona por sí solo. Es decir, no actúa por el simple hecho de contratar a un profesional de este campo y dejar en sus manos el trabajo con nosotros o con nuestros equipos de empresa.

Todo lo contrario, requiere de herramientas específicas para materializar los objetivos que se haya trazado previamente, los cuales difieren en cada caso y precisan de un trato individualizado o como mucho cercano.

 

Herramientas de coaching más empleadas

El coaching es, antes que nada, una vía para el conocimiento. Y, como tal, necesita que dicho conocimiento sea debidamente clasificado y organizado. De ahí que los expertos en esta materia hablen de dos tipos de herramientas de coaching:

1. Herramientas de coaching internas:

Son aquellas que tiene cada uno de nosotros durante el proceso de coaching. Poseen un carácter innato y se emplean básicamente con el objetivo de que los clientes evolucionen por su propia cuenta y generen los cambios indispensables. Estas herramientas se dividen, a su vez, en dos grupos:

1.1. Herramientas de comunicación:

Tienen que ver con el lenguaje que empleamos durante el proceso de cambio. En esta categoría se engloban tanto el lenguaje oral (o explícito) como el verbal o el corporal. Es decir, todo lo que sea comunicación.

1.2. Herramientas de observación:

Aunque se trata de herramientas usadas principalmente por el coach, que se esmera en observar detenidamente los cambios y la evolución del proceso, eso no significa que no se puedan trasladar al cliente. También debe agudizar su sentido de observación para autoexaminarse y evaluar el proceso.

2. Herramientas de coaching externas:

Son consideradas por muchos especialistas como las herramientas principales del coaching. Su objetivo es ayudarnos a avanzar en el proceso, aunque con la diferencia de que no las generamos ni aplicamos nosotros mismos. Es el coach u otros agentes los que las desarrollan. Entre las más conocidas están:

2.1 Retroalimentación o feedback:

Se emplea básicamente para comprobar la evolución del proceso y confirmar si se están haciendo bien o mal las cosas. Por lo general se hace efectiva a través de preguntas y de métodos dialécticos que arrojan valiosa información.

2.2. Escucha activa:

Debe practicarse sin filtros ideológicos ni prejuicios morales o de otro tipo. Para ello, es necesario abandonar la idea de imponer nuestros criterios sobre otras personas como sinónimo de éxito; la escucha es otra manera de aprendizaje.

 

Después de leer nuestro post sobre las principales herramientas de coaching, la idea es que seas consciente de su importancia y trates de sacarles el máximo provecho en una próxima oportunidad. ¡Los cambios serán doblemente satisfactorios!