Tendencias & Innovación

Registro Propiedad Intelectual: para qué lo necesita la empresa

registro propiedad intelectual

En España existe un organismo conocido con el nombre de Registro Propiedad Intelectual. Existen distintas delegaciones a lo largo de todo el país y para acceder a él solo es necesario disponer de una obra que pueda registrarse como tal.

Hablemos sobre ello detenidamente.

Registro Propiedad Intelectual: ¿qué se puede registrar en él y qué no?

Como comentábamos arriba, en el Registro Propiedad Intelectual pueden registrarse obras. Esto es importante tenerlo claro, ya que en él no podremos registrar ni marcas ni patentes.

Veamos la diferencia entre estos tres términos:

  1. Marca. Es la forma de identificar un producto, un servicio, una empresa, un profesional o cualquier otro elemento que interactúe con el mercado. Para poder registrar una marca en España es necesario acudir a la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas).
  2. Patente. Una patente es la forma de asegurar la propiedad y los derechos de explotación sobre una tecnología o sobre un producto innovador que haya desarrollado la empresa o un profesional de forma independiente. Del mismo modo que ocurría con las marcas, las patentes se registran en la OEPM.
  3. Obra. Este término se usa para designar aquellas creaciones literarias, artísticas o científicas. Se diferencia de una patente en que las obras son producto de la creatividad, con o sin base científica, mientras que las patentes se aplican sobre inventos o descubrimientos con base científica. A diferencia de lo que ocurría con las marcas y las patentes, las obras se registran en el Registro Propiedad Intelectual.
Ebook GRATIS: Propiedad intelectual

Es importante destacar otras diferencias esenciales entre una marca y una obra, ya que a veces se suelen confundir los derechos asociados a ellas:

  1. Registrar una marca y registrar una obra implican un desembolso de dinero, pero en general suelen ser más costosas las marcas.
  2. Cuando una empresa o persona registra una marca en España, es propietaria de ella durante diez años (es posible renovarla pagando de nuevo), mientras que al registrar una obra se es propietario de ella para toda la vida.
  3. Si registras un nombre comercial asociado a una marca, un tercero podrá emplear el mismo nombre comercial siempre y cuando no se encuentre en el mismo sector del mercado. En cambio, aunque existen obras que pueden tener el mismo título, si su contenido coincide en un porcentaje amplio podrá denunciarse como plagio la obra que ha sido elaborada en segundo lugar.
  4. Una persona es propietaria de los derechos de autor de sus obras desde el mismo momento en que las crea; el Registro Propiedad Intelectual solo actúa como prueba documental de que es así. Por su parte, si tú creas una marca pero no la registras y otra empresa la registra y empieza a usarla, quien deberá renunciar a ella serás tú.

 

La importancia del Registro Propiedad Intelectual para la empresa

En la actividad empresarial pueden surgir obras que se quieran registrar para que la competencia no pueda emplearlas con fines lucrativos. Para ello, la persona que las ha creado podrá acudir al Registro Propiedad Intelectual, registrar su obra y ceder los derechos de explotación a la empresa para la que trabaja.

Veamos algunos ejemplos en donde el Registro Propiedad Intelectual puede ser importante para la empresa:

  1. Elaboración de post que se publicarán en el blog corporativo.
  2. Creación de vídeos o piezas audiovisuales que se subirán al canal de Youtube de la empresa.
  3. Redacción de contenidos textuales destinados a imprenta y divulgación, como pueden ser estudios de mercado de interés general.
  4. Composiciones musicales que acompañarán los productos audiovisuales de la empresa.
  5. Diseños gráficos con algún componente creativo.

 

Si quieres aprenderlo todo acerca de la Propiedad Intelectual, te recomendamos visitar Master en Propiedad Intelectual e Industrial.

 

Ebook GRATIS: Propiedad intelectual