Tendencias & Innovación

Los 7 tipos de virus informáticos que debes conocer

tipos de virus informaticos

Cuando hablamos de seguridad informática, el virus es la principal amenaza. Puede destruir un solo programa o todo el sistema informático en su lugar. Hoy día existe una amplia variedad de tipos de virus informáticos. De hecho, el 57% de las amenazas que afectan la seguridad de los ordenadores y sistemas son virus.

El primer virus fue creado en la década de 1970 y se llamó “Creeper”. En 1981, apareció el primer virus creado por piratas informáticos, propagándose a través de las unidades de disquete de Apple. Según la Agencia de Promoción de la Tecnología de la Información, la cantidad de virus aumentó a 52.151 en 2004. Sin embargo, debido a ciertos programas que eliminan completamente los virus, su número disminuyó a aproximadamente 14.000 en 2010.

En los próximos meses oiremos hablar de diferentes tipos de virus informáticos con nombres como Gandcrab Ransomware,  Yatron Ransomware, Trojan Glupteba, Magniber Ransomware, Thanatos Ransomware, Astaroth, Kuik Adware, Trojan Panda Banker / Zeus Panda, GoBrut o Jokeroo. A ellos se sumará la amenaza de troyanos, adware, gusanos y malware, entre otros.

 

Ebook GRATIS: Propiedad intelectual & Ciberseguridad

Tipos de virus informáticos y su alcance

En la actualidad, los distintos tipos de virus informáticos todavía están muy extendidos, afectando el rendimiento de los equipos. Los virus también son herramientas de piratas informáticos para obtener acceso no autorizado a los sistemas y robar información sensible.

Conocer los diferentes tipos de virus informáticos que pueden afectar a los sistemas del negocio es el primer paso para garantizar una protección efectiva.

Así, entre los más comunes destacan los siguientes:

 

  • Virus residente. Los virus residentes se alojan en la memoria RAM. Pueden interferir con el funcionamiento normal del sistema, provocando la corrupción de archivos y programas.
  • Virus multipartito. Este tipo de virus puede propagarse fácilmente en el sistema informático. Es muy contagioso y realiza acciones no autorizadas en el sistema operativo, en carpetas y otros programas del ordenador.
  • Virus de acción directa. Los virus de acción directa atacan ciertos tipos de archivos, normalmente archivos .exe y .com. El propósito principal de este virus es replicar e infectar archivos en carpetas. Por lo general, no suelen eliminar archivos ni afectar el rendimiento y la velocidad del equipo. Además, es uno de los tipos de virus informático que, son mayor facilidad, puede ser eliminado por los programas antivirus.
  • Secuestrador del navegador. Este tipo de virus infecta el navegador web, que será el que lo llevará a diferentes sitios web. De este modo, cada vez que se introduzca un nombre de dominio en la barra de direcciones de Internet, el secuestrador del navegador abrirá varios sitios web falsos que pueden dañar el ordenador. A pesar de la severidad del daño que pueden producir esta clase de virus, los navegadores más confiables tienen características integradas para bloquearlos por adelantado.
  • Virus de secuencias de comandos web. Este virus vive en ciertos enlaces, anuncios, ubicación de imágenes, videos y diseño de un sitio web. Puede llevar códigos maliciosos en los que, al hacer clic, los virus se descargarán automáticamente o dirigirán al usuario a sitios web maliciosos.
  • Virus de macro. Los virus de macro se dirigen a aplicaciones y software que contienen macros. Estos virus pueden realizar una serie de operaciones que afectan el rendimiento del programa o software.
  • Virus de directorio. Se trata de uno de los tipos de virus informáticos más temidos, puesto que cambian las rutas de los archivos. Cuando se ejecutan programas y software que están infectados con un virus de directorio, el programa de virus también se ejecuta en segundo plano. Además, puede ser difícil para el usuario localizar la aplicación o el software original, una vez infectado.

 

Pese a que los mencionados son los tipos de virus informáticos más conocidos, no son los únicos. A esta lista habría que sumar los virus polimórficos, los cifrados, los virus que infectan archivos ejecutables o programas, los virus no residentes que se replican a través de módulos, los de tipo spacefiller, los virus FAT o los virus de red.

Para evitar que cualquiera de estos tipos de virus informáticos afecte a los equipos y sistemas, es importante permanecer al día respecto a las últimas novedades en amenazas de seguridad, instalar las actualizaciones recomendadas en el ordenador y dispositivos móviles, así como un software antivirus que pueda detectar, bloquear y eliminar todo tipo de virus.

 

Ebook GRATIS: Propiedad intelectual & Ciberseguridad