Tendencias & Innovación

Cómo registrar un logotipo paso a paso

registrar logotipo

Registrar un logotipo garantiza la máxima seguridad para la individualidad de la marca a la que representa. Se trata de un paso sencillo, pero necesario, para los empresarios que buscan protegerse contra la imitación de terceros.

Para saber cómo registrar un logotipo basta con seguir las siguientes recomendaciones.

 

 

 

 

4 pasos para registrar un logotipo y garantizar su protección

A la hora de registrar un logotipo en nuestro país, basta con seguir cuatro pasos:

  1. Decidir qué se quiere registrar. En primer lugar, hay que tener claro qué es lo que se quiere proteger. Se puede registrar un logotipo, una combinación de palabras, imágenes, frases, formas o colores corporativos, tal y como dicta la ley de marcas. De hecho, cualquier símbolo o diseño único que distinga al negocio es elegible a la hora de proceder a hacer el registro de marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas. No obstante, hay que recordar que no basta con registrar una palabra, aunque ésta aparezca en el diccionario, ni un conjunto de ellas, pese a que describan el servicio que ofrece el negocio. Hay que asegurarse de que la marca comercial y su logotipo sean distintivos, y no simplemente descriptivos del producto o servicio que se ofrece.
  2. Evitar infringir la marca registrada de otra persona. La infracción de la marca registrada puede requerir acciones legales, incluso si es accidental. Para evitar esto, antes de decidir registrar un logotipo, conviene asegurarse de que la marca no haya sido registrada por otra compañía (en la web de la Oficina existe un buscador donde pueden localizarse los signos distintivos de otras marcas que ya han sido registrados).
  3. Hacer los trámites de registro. Si la marca es distintiva y se han verificado los registros de marcas comerciales para asegurarse de que no hay posibilidad de infracción, entonces ya se está listo para proceder a registrar un logotipo. Es posible proceder al trámite en línea, sin embargo, algunos empresarios deciden recurrir a servicios profesionales de apoyo o consulta para evitar dudas o errores que pueden derivar en problemas y terminar costando más tiempo y dinero.
  4. Presentar la solicitud para registrar el logotipo. Una vez que se está listo para completar la solicitud, el siguiente paso es decidir las limitaciones geográficas de la protección del logotipo. Hay dos opciones: una marca comercial en España o una marca comunitaria (que lo protegerá en todos los Estados de la UE). Los dos difieren mucho en términos de coste y duración del proceso, por lo que hay que tener claro el objetivo que se desea alcanzar.

 

Por último, después de que la solicitud de registrar el logotipo haya sido procesada, habrá que esperar unos meses, menos para quienes optaron por una protección nacional y algo más para los empresarios que solicitaron proteger su marca en todo el territorio de la Unión.  Transcurrido ese plazo, ya se puede usar el diseño del logotipo de manera segura sabiendo que está protegido en caso de que un tercero decida imitarlo, copiarlo o hacer un uso fraudulento de él.

¿Ya tienes claro cómo registrar tu logotipo?