Tendencias & Innovación

¿En qué consiste la homologación de proveedores?

homologacion de proveedores

Los proveedores son agentes sobre los que pocas veces ponemos la mirada, pero que a decir verdad juegan un papel fundamental en el desempeño de cualquier negocio. Por ello, es necesario que cada cierto tiempo, preferiblemente cuando cambien tus metas comerciales, realices una homologación de proveedores.

 

Ebook GRATIS: Innovation Management

 

Homologación de proveedores, ¿te suena de algo?

No te extrañes si el término homologación de proveedores te suena extraño. No serás el primero ni el último, pues se trata de un proceso que aún no es especialmente conocido pese a que hay muchos sectores, por ejemplo el automovilístico, la cosmética o la farmacia, en que es una obligación contemplada en las leyes o códigos comerciales.

Dicho proceso consiste básicamente en un análisis integral de los proveedores con los que tienes relación en la cadena productiva de tu negocio, sea cual sea el producto que comercialices o el mercado al que te dirijas.

El asunto central es, como te decíamos, dicho análisis. Ahora bien, ¿qué es lo que se analiza? La homologación de proveedores propone mirar cada cierto tiempo tu relación con aquellos agentes a los que has encargado la importante labor de dotar a tu negocio de las materias primas o los productos necesarios para tu actividad comercial.

Esto se realiza investigando y evaluando algunos aspectos que definan y caractericen a dichos proveedores, como por ejemplo los que mencionamos:

  • Calidad de sus suministros: se mira que lo que nos ofrece cumpla con las reglas de operación en el sector comercial en el que nos encontramos.
  • Compromiso con el medioambiente: la idea en este caso es evaluar si el proveedor que nos suministra los materiales es realmente respetuoso con los ambientes en los que opera y mide el impacto medioambiental de sus prácticas.
  • Seguridad: en este caso se estudia si los procesos industriales y los productos que se nos suministran son realmente seguros tanto para nosotros como para los que esperan nuestros artículos en el mercado.
  • Responsabilidad social: también vale la pena reparar si los proveedores a los que estamos vinculados suponen un aporte al desarrollo de los entornos en los que se desenvuelven, si sus políticas laborales son adecuadas y si en el tema fiscal y financiero cumplen con sus responsabilidades.

 

¿Qué ventajas supone la homologación de proveedores?

La idea del proceso de homologación de proveedores no sólo es depurar nuestra lista y dejar sólo aquellos que cumplan con las normas mínimas de seguridad, calidad, compromiso social y responsabilidad medioambiental. A raíz de una evaluación de este tipo también podemos beneficiarnos en otros aspectos como:

  • Mejorar la calidad de nuestros productos, pues recuerda que al hablar de los proveedores estamos refiriéndonos a quienes muchas veces constituyen el primer eslabón en la cadena productiva. Mejores materiales, mejores productos.
  • Minimizar la posibilidad de riesgos futuros que se deriven de la acción de los proveedores, lo cual supone menos recursos para subsanar dichos fallos.
  • Entrar de lleno en la tendencia del cuidado y el respeto de los entornos, es decir, ocupar un lugar en la lista de lo que se conoce como marketing verde. Hoy día, esto supone una ventaja competitiva en todos los aspectos.

 

Ahora que ya sabes en qué consiste el proceso de homologación de proveedores, ¿cuándo te vas a poner manos a la obra? Recuerda, el objetivo principal es la calidad.

 

Ebook GRATIS: Innovation Management