Tendencias & Innovación

Almacenamiento en logística: cómo optimizar y demostrar el ROI

almacenamiento logistica

Los modelos de almacenamiento en logística están evolucionando a gran velocidad, impulsados por los avances tecnológicos. Las innovaciones son la base de una mayor trazabilidad, visibilidad, velocidad y calidad. Sin embargo, no todas las empresas apuntan en esta dirección sus estrategias de optimización de almacén. El problema es justificar el ROI de apuestas de última generación y la cuestión es cómo hacerlo para poder optimizar las capacidades de almacén.

 

¿Cómo se optimiza el almacenamiento en logística?

Maximizar el espacio del almacén es la iniciativa que concentra la mayoría de proyectos de inversión en almacenamiento de logística. Es de sobra conocido que la mala utilización del almacén aumenta los gastos y, por eso, ha sido una preocupación clave para los ejecutivos de la cadena de suministro en la última década.

Pero los requisitos de las regulaciones laborales y los estándares de cumplimiento de pedidos han evolucionado. Hoy, la experiencia del cliente tiene prioridad sobre todas las necesidades en el almacén y esto se traduce en una mayor complejidad, que eleva el nivel de gasto a la vez que disminuye el espacio disponible.

 

La solución es la tecnología, que se usa para incrementar el inventario sin necesariamente aumentar el espacio. ¿Cómo se consigue este objetivo?

 

  • Usando plataformas basadas en la nube y Big Data para aumentar la precisión del pronóstico, eliminando el stock innecesario y optimizando la asignación de espacios
  • Aprovechando el espacio vertical sin sacrificar la seguridad del trabajador, gracias a nuevos avances tecnológicos.
  • Implementando un programa de optimización continua de posicionamiento.
  • Empleando múltiples configuraciones de estanterías de almacenamiento.
  • Recurriendo a los sistemas automatizados controlados por voz para la preparación de pedidos.
  • Gestionando proveedores de carga entrantes y salientes con una guía de enrutamiento de carga entrante precisa y consistente.
  • Capacitando al personal sobre cómo interactuar con los nuevos sistemas.
  • implementando soluciones de software como servicio (SaaS), que pueden escalar al mismo ritmo que lo hace el almacenamiento de logística.

 

Podría decirse que la visibilidad y una gestión efectiva del inventario son esenciales para maximizar el espacio del almacén. Aunque, al considerar las necesidades actuales y futuras de la compañía, hablar de robots en almacén es un asunto inevitable.

 

¿Cuándo se consolida la entrada de robots al almacenamiento en logística?

El empleo de la tecnología proporciona una ventaja competitiva importante, pero la reticencia al cambio, las dificultades de integración y cuestiones relacionada con el presupuesto pueden desempeñar un papel clave en el retraso de las implementaciones.

Según datos de la reciente encuesta de eft y Teknowlogi , aproximadamente el 46% de los encuestados aseguraron no estar usando la inteligencia artificial en sus cadenas de suministro, mientras que el 49% dijo lo mismo de las operaciones robóticas del almacén.

El carácter experimental de muchas de estas tecnologías, unido a sus elevados costes provocan que las empresas lo piensen dos veces antes de dar el paso. Por eso, las tasas de adopción para la robótica parecen ser mayores entre los proveedores de almacenamiento logística a gran escala (Supply Chain Dive).

Sin embargo, uno de los principales desafíos a los que se enfrentan quienes escogen la tecnología más puntera para optimizar sus capacidades de almacenamiento en logística es justificar el retorno de la inversión (ROI), algo que supone una barrera para el 40% de las empresas de la cadena de suministro.

Quizás el problema sea la forma de demostrar este ROI, para cuyo cálculo muchos responsables de almacenamiento en logística se apoyan en el modelo tradicional que lo halla al sumar al coste su recuperación. Entonces, ¿por qué no agilizar la llegada de robots al almacén probando nuevas fórmulas, como las que se basan en enfoques de valor agregado, y miden el retorno de la inversión en términos de eficiencias de producción, ventajas competitivas o habilitación del crecimiento futuro?

 

¿Conoces el Máster en Supply Chain Management & Logistics?