Tendencias & Innovación

Consultoría empresarial: razones para elegir una y forma de trabajar con éxito

consultoria empresarial

La búsqueda de un experto en un área determinada, de un coach, de un mentor o de un facilitador puede terminar llevándonos a contratar servicios de consultoría empresarial. Hay muchas cosas que el consultor puede hacer para impulsar el crecimiento del negocio, ayudarle a fortalecerse, vencer dificultades o salir del estancamiento. Lo más importante a la hora de elegir una consultoría empresarial y trabajar con sus profesionales es tener claro qué esperar en cada momento.

Ebook GRATIS: Innovation Management

 

La elección de la consultoría empresarial

La búsqueda de consultoría empresarial suele estar motivada por la aparición de una necesidad o el planteamiento de un objetivo concreto. En ambos casos, se requiere una ayuda externa que se ocupe de tareas como alguna o varias de las siguientes:

  • Facilitar el aprendizaje.
  • Aportar información.
  • Aumentar la efectividad de los procesos empresariales.
  • Minimizar errores y prevenir su aparición en el futuro.
  • Identificar oportunidades y ayudar al negocio a aprovecharlas.
  • Diagnosticar desafíos o problemas que pudieran afectar al rendimiento de la empresa.
  • Implementar nuevos métodos de trabajo.

En ocasiones, los responsables del negocio decidirán involucrar a un consultor para beneficiarse del conocimiento que una perspectiva diferente puede aportar, otras para tratar de resolver una crisis; también es habitual buscar el respaldo de una consultoría empresarial para avanzar en un proceso de gestión del cambio o para implementar nuevas políticas o métodos de trabajo. Las cuestiones relacionadas con el cumplimiento regulatorio y los recursos humanos de la empresa son dos de los ámbitos que, con mayor frecuencia, terminan llevando a la contratación de una consultoría empresarial.

Cualquiera que sea el motivo habrá que buscar un equipo profesional preparado, con una visión objetiva, la experiencia necesaria y habilidades específicas para enfrentarse a la situación para la que se les ha contratado.

 

Cómo trabajar con una consultoría empresarial

El trabajo con una consultoría empresarial puede resultar complicado puesto que, si bien ellos son los expertos, el empresario siente que es quien mayor conocimiento tiene acerca de su propio negocio. Para prevenir posibles conflictos y aumentar la efectividad de la colaboración, conviene seguir los siguientes pasos:

  1. Informar con detalle a la consultoría empresarial acerca del objetivo que se persigue alcanzar.
  2. Aportar todos los datos sobre el negocio que el equipo de consultores requiera.
  3. Establecer un plazo de tiempo para el proyecto.
  4. Definir un programa de comunicación, donde no deberían faltar las reuniones semanales y los informes mensuales.

Si bien resulta conveniente dejar que el equipo de asesores trabaje según su método, puede ser beneficioso acordar que, de forma periódica, se entregue un feedback que permita mejorar la colaboración entre ambas empresas. Descubrir cómo cada parte puede hacerlo mejor puede derivar en importantes ventajas para el equipo de negocio y la consultoría empresarial, siempre que esta retroalimentación se lleve a cabo en la forma y plazos establecidos.

¿Has recurrido a los servicios de una consultoría empresarial? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Qué recomendarías a otros empresarios que deseen contratar a un equipo de expertos para resolver situaciones como las mencionadas en este post?

 

Ebook GRATIS: Innovation Management