Tendencias & Innovación

Plan de comunicación integral: 4 pasos más cerca del éxito

plan de comunicacion integral

Cualquier plan de comunicación integral tiene un marcado carácter estratégico y su análisis permite a las empresas descartar iniciativas que no tuvieron éxito en el pasado, abriendo la puerta a nuevas oportunidades de contactar con la audiencia. Elegir el mensaje correcto, a través del canal apropiado, en el momento oportuno, hacia el interlocutor idóneo y utilizando los datos adecuados puede generar buenos resultados que se traducen en un aumento de los ingresos y los beneficios.

¿Sabes cómo conseguirlo? ¿Puedes evitar los errores más típicos del plan de comunicación integral?

 

¿Qué significa poner en marcha un plan de comunicación integral?

La característica que define un plan de comunicación integral es su unificación. El primer paso para la integración es comprender los sistemas existentes en la organización que, normalmente, serán algunos o la mayoría de los siguientes:

 

  •         Página web corporativa.
  •         Blog de empresa.
  •         Correo electrónico / newsletter.
  •         Revista o boletín informativo en formato papel.
  •         Correo directo.
  •         E-Commerce
  •         Redes sociales.

 

Lanzar un plan de comunicación integral supone entender cómo cada uno de estos tipos de medios se relacionan entre sí, para conseguir que todas las acciones que se pongan en marcha contribuyan a reforzarlos y complementarlos entre sí.

Comprender el propósito de los diferentes canales es importante, puesto que nos da una idea de las fortalezas y características distintivas de cada canal. Duplicar el mismo contenido en todos los canales o tener una cuenta prácticamente inactiva en una red social puede ser peor que no tener presencia.

Sin embargo, además de estos fallos existen otros muy comunes que pueden echar por tierra los esfuerzos dedicados a diseñar el plan de comunicación integral.

 

Los fallos a evitar en el plan de comunicación integral

En la mayoría de los casos, las empresas tienen que hacer frente a 4 errores comunes cuando se trata del plan de comunicación integral. Afortunadamente, todos se pueden evitar si se conocen. Se trata de los siguientes:

 

  1. Visión. Hay que ser consciente en todo momento de qué genera los resultados en línea y, para lograrlo es necesario monitorizar. Establecer indicadores y recoger y analizar sus métricas hará posible realizar los cambios necesarios en el plan de comunicación integral sin tener que esperar que termine una acción, una campaña o un evento. Las herramientas de análisis en línea permiten seguir el progreso de las iniciativas de comunicación y ajustarlas simultáneamente, casi en tiempo real.
  2. Calidad de datos. La información está viva, que es lo que hace que gestionarla sea uno de los aspectos más desafiantes del plan de comunicación integral. Para evitar perder alineación con la realidad, es preciso encontrar la forma de mantener las bases de datos lo más actualizadas posible. Usar datos limpios y de calidad (consistentes, completos, exactos) mejorará notablemente el retorno de la inversión de cualquier iniciativa.
  3. Uso ineficiente (o inexistente) del modelado. Al mapear y modelar varios escenarios y prospectos, las listas de datos pueden reducirse a distintos perfiles de clientes. Las perspectivas que identifica con base en los datos internos y el modelado son un punto de partida perfecto para ayudar a identificar las lagunas y garantizar el rendimiento.
  4. Análisis de resultados. Es importante tomarse el tiempo para analizar adecuadamente sus resultados, mirar hacia adelante y trazar un mapa del progreso futuro. Enfocar el trabajo de análisis de esta forma y adaptar los esfuerzos futuros tiene un impacto significativo en el rendimiento general. A través del análisis, los especialistas pueden refinar sus esfuerzos utilizando las lecciones aprendidas El análisis te permite ver la imagen más grande; define cómo sus esfuerzos han afectado a la empresa como un todo más allá de una acción en particular.

 

Los datos limpios combinados con un proceso de análisis meticuloso aumentarán las posibilidades de éxito y darán como resultado un modelo que puede funcionar en todos los perfiles de clientes, unidades de negocios y productos.

¿Ya sabes cómo enfocar tu plan de comunicación integral? ¿Conoces el Máster en Comunicación Corporativa de OBS Business School?