Tendencias & Innovación

¡Robots, Big Data y sale Pizza!

En la asignatura Programación y Control de la Producción, del Máster en Dirección de Producción y Mejora de Procesos Industriales, que imparto en OBS Business School, he desarrollado un juego online para representar la complejidad de los procesos productivos bajo el concepto de la Teoría de Restricciones (TOC – Theory of Constrains). Para simplificar, qué mejor que un proceso de fabricación conocido por todos, la producción de pizza.

Sin embargo, la fabricación de pizzas en el business game está basada en la industria tradicional. Pero qué sucederá con este juego en la Industria 4.0? Zume Pizza tiene la respuesta!

La empresa norteamericana Zume Pizza, una startup de Silicon Valley fundada en 2015 por Alex Garden, ex presidente de Zynga Studios, y Julia Collins, ejecutiva de operaciones de restaurantes que trabajó para la marca artesanal Fromray Murray's Cheese y Mexicue, ha cambiado el concepto de la fabricación pizzas al utilizar una cadena de montaje donde intervienen máquinas, personas y robots. Luego del amasado con las clásicas amasadoras, la conformación de la base de la pizza, la masa propiamente dicha, se realiza con una prensa que le da el diámetro y el espesor exacto y estandarizado que permite la optimización de la materia prima. Posteriormente, una persona deposita la base sobre una cinta transportadora en donde una manga aplica la porción perfecta de salsa, para que luego un robot la distribuya uniformemente en toda la superficie. Después interviene nuevamente el hombre para colocar los demás componentes, de acuerdo a los pedidos, es decir, la muzzarella, el peperoni y demás elementos que conformarán el tipo de pizza solicitado por el cliente. Llegado al punto final de la banda transportadora, un brazo robótico de ABB toma la pizza y la deposita en un horno continuo sin deformarla ni derramar materiales. Nuevamente una persona toma la pizza cocinada a la salida del horno y una máquina cortadora fracciona la pizza en sus ocho equitativas porciones.

Si McDonald’s revolucionó el mercado de la comida y ZARA el del retail, podríamos esperar que Zume Pizza revolucione el mercado de uno de los sabores más comunes y a su vez fantásticos del mundo: La Pizza.

Pero aún hay más. Zume Pizza no solo ha robotizado parte de su proceso de fabricación sino que también invierte en el Big Data. Por medio de su aplicación para smartphone y de su sitio web de e-commerce, recopila información de sus clientes para predecir la demanda utilizando Inteligencia Artificial. La metodología es simple, los clientes piden sus pizzas en línea o usando la App Zume Pizza y un algoritmo de software envía las instrucciones a fabricación. Luego de la línea de montaje, las pizzas abandonan la casa matriz estando medio cocidas y el proceso final de horneado se efectúa mientras esta llega a tu casa, con lo cual la empresa garantiza que llegará recién salida del horno. Así, la cocción es completada en camiones, operados por la empresa, equipados con alta tecnología, un iPad para tomar las órdenes y con seis hornos Welbilt que pueden cocinar hasta 70 pizzas por hora. Consecuentemente, esto demuestra que no es necesario un restaurante físico en la zona, sino que se puede resolver con estos camiones capaces de cubrir varias áreas en cuestión de minutos, ahorrando, además, tiempo y dinero sin perder la calidad del producto.

Según menciona Collins, Zume Pizza ha recopilado tantos datos de los clientes desde su lanzamiento, que puede predecir que pizza quiere antes que este la pida. Esto permite predecir una densidad de pedidos en cualquier área dada. Se cargan los camiones de reparto con las pizzas que se estima que los clientes querrán ese día y se los envía a cada región con anticipación, garantizando entregas rápidas y la pizza recién salida del horno.

Como corolario podemos decir que Zume Pizza es un buen ejemplo de empresa ágil y que ya forma parte de la 4ta Revolución Industrial.