Tendencias & Innovación

Reinventando la Rueda en el Salón del Automóvil

A pesar de ser un elemento que forma parte de nuestro vida cotidiana, la rueda sigue dando de qué hablar.

Del 7 al 17 de marzo Ginebra se convirtió en la capital mundial del automóvil. Como sucede cada año, el GIMS (Geneva International Motor Show), es el único salón anual europeo reconocido por la OICA (Organización Internacional de Constructores de Automóviles) y es donde se encuentran las principales tendencias en motorización, conectividad y tecnología.

En esta ocasión, hagamos hincapié en uno de las mejores invenciones del mundo: La Rueda.

Goodyear AERO

Al igual que en el 2018, Goodyear vuelve a sorprender sobre los futuros retos de la movilidad. Con una visión más avanzada que la del Oxygen, presentó un nuevo modelo de neumático, dos en uno, diseñado para los coches autónomos y voladores del futuro. Lo ha llamado, Goodyear AERO.

De acuerdo con el sitio web oficial de Goodyear, el AERO es un neumático multimodal que puede servir tanto como neumático tradicional como una hélice para volar al mejor estilo drone. Efectivamente, estas ruedas son capaces de soportar el peso del vehículo y actuar como elemento de amortiguación cuando transitan en medios terrestres o de actuar como la aspas de un ventilador cuando va volando. Si bien por usos y costumbres lo llamamos neumático, el Aero no lleva aire en su interior. Su estructura es flexible como para soportar los golpes de las imperfecciones de los caminos y a la vez es resistente para girar a la velocidad necesaria como para que los rotores creen una elevación vertical.

Goodyear ha pensado en todo. El AERO gira mediante la fuerza magnética y se adapta perfectamente a los vehículos eléctricos. Además, está dotado de sensores y un procesador con inteligencia artificial, capaz de analizar los datos y recomendar acciones en función de las condiciones del suelo, el desgaste y la integridad estructural de cada una de las ruedas.

Sin embargo, Goodyear no es la única empresa de neumáticos trabajando en el futuro. En el Salón del Automóvil de Essen 2018, Hankook Tire presentó dos conceptos ruedas futuristas, la Aeroflow y la Hexonic. Además, un tercer diseño, el HLS-23, destinado a dar soluciones logísticas, completa el trío de la innovación. Las ideas surgieron de un proyecto de innovación de Hankook, llamado Design Innovation, que en esta oportunidad desarrolló en conjunto con el Royal College of Art de Londres, bajo el lema “Extending Future Life beyond Mobility”. Los estudiantes debían desarrollar un nuevo concepto de ruedas para vehículos autónomos.

Hankook Aeroflow

El Aeroflow es una rueda concebida para el automovilismo. Es un cuerpo ancho con una banda de rodadura gruesa y lisa, que puede separarse en el medio para hacerse aún más ancha. Entremedio, absorbe el aire entrante en un impulsor de turbina, que según el fabricante puede usarse para generar una carga aerodinámica adicional, de ser necesario.

El diseño centra su atención en la carga aerodinámica, que normalmente no se tiene en cuenta en el desarrollo de neumáticos, por lo que el Aeroflow es hace especialmente atractivo y novedoso. Sin embargo, un concepto como este, solo funcionaría con un automóvil diseñado para aprovecharlo.

Hankook Hexonic

El Hexonic está diseñado para vehículos autónomos de uso compartido. Se enfoca en la experiencia de comodidad de los pasajeros que no necesitan estar pendientes de la carretera. Su banda de rodadura está compuesta en una serie de módulos hexagonales que se dividen y separan para crear nuevos dibujos en el neumático. Mediante sensores, Hexonic ayuda al vehículo a ofrecer la máxima comodidad durante la marcha, escaneando y analizando la calzada en tiempo real. Luego, con la información sobre las condiciones del camino, adapta la banda de rodadura para generar, por ejemplo, los canales de evacuación del agua de lluvia y así tener un mejor desplazamiento sin que existan riesgos de perder el control del automóvil.

Hankook HLS-23

Hankook Tire también apunta a las necesidades logísticas de las fábricas inteligentes, operadas con AGV – Automated Guided Vehicles. El HLS-23 es una plataforma de movilidad basada en neumáticos, ideal para servicios de logística, especialmente dentro de un almacén o proceso productivo, independientemente de la forma de los bienes que se transportan. Ocho sensores a los lados del neumático, permiten que los HLS-23 compartan su información de distancia a través del emparejamiento en tiempo real. Dependiendo del tamaño y el peso de los productos que se transportan, estos neumáticos pueden funcionar de forma independiente o en grupos. Las bandas de rodadura controlan la velocidad y la dirección de forma independiente, permitiendo cualquier tipo de movimiento, optimizando el almacenamiento y la carga en espacios limitados.

Más allá de estas innovaciones, los principales fabricantes de neumáticos del mundo, Michellin, Goodyear, Hankook, Pirelli, entre otros, siguen apostando en la carrera por adaptar la rueda, ese invento que data desde hace más de 5.000 años,  a la 4ta Revolución Industrial.