Tendencias & Innovación

Si no le gustan estos valores, no estará cómodo con la cultura de la innovación

El mayor reto al que se enfrenta una empresa que quiere ser innovadora es el de conseguir que en su cultura empresarial, la innovación, sea uno de los pilares fundamentales. En los últimos tiempos ha tenido éxito la expresión “entornos VUCA”, aunque realmente debería decirse “entornos VICA” porque VUCA corresponde a las iniciales de Volatiliy, Uncertainty, Complexity and Ambiguity que se traducen por Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad, es decir VICA. Ante estos condicionantes las empresas deben reconsiderar sus decisiones estratégicas de forma diferente a como lo hacían anteriormente.

Una de las consecuencias es que muchas empresas se han dado cuenta que la necesidad de innovar es cada vez más relevante porque en estos entornos necesitaran “re-inventarse” con mayor asiduidad. El reto que supone la digitalización sobre el cual se sustenta la perspectiva de que gran parte de los trabajos van a desaparecer pero va a provocar la aparición de nuevas profesiones les obliga a mantener su vista en lo que está viniendo. Esto además provoca que se reconsideren los modelos de gestión especialmente en lo que se refiere a la forma de tomar las decisiones, porque la agilidad se ha convertido en cuasi una obligación.

Las empresas deberían ser ágiles en sus decisiones y en el desarrollo de sus innovaciones. Pero esto algunas son conscientes que no siempre es posible porque tienen unas estructuras que las hacen ser menos ágiles de lo que necesitan. Por ello ante esa necesidad de innovar de forma ágil se plantean modelos alternativos para desarrollarlas. Este es el caso de la iniciativa recientemente presentada que se denomina “Start4big, esta iniciativa que surge de cinco grandes empresas lo que pretende es poder obtener para su negocio innovaciones que permitan dar soluciones a problemas de sus mercados que sean desarrolladas por empresas que son más ágiles, como son las startups.

En principio podemos considerar que una startup presenta una cultura innovadora porque “la innovación es la semilla por la que crea una startup”. Ahora bien esta cultura innovadora debe estar basada en que se establezcan y fomenten valores tales como: el foco, el compromiso, el coraje, la franqueza, el trabajo en equipo, el respeto, la colaboración, la honestidad, la transparencia y la comunicación. Todos estos valores se enlazan unos con otros para dar a la cultura la firmeza necesaria para que la cultura de la innovación asiente sus raíces con el tiempo.

Si reflexionamos sobre los valores de una cultura de innovación podemos considerar lo siguiente:

  • el foco, esto consiste en ser consciente hacia donde se quiere ir. Aunque el viento no nos sea favorable sí que hemos de saber hacia dónde queremos ir y con eso deberemos trazar un rumbo que nos lleve de forma indirecta a nuestro objetivo.
  • el compromiso, esto consiste en mantener la palabra dada. Las personas confían en aquellos que hacen lo que dicen, aunque las palabras se las lleve el viento estas se escriben en la mente de los demás como una deuda pendiente.
  • el coraje, esto consiste en considerar que no podemos dejar que las cosas pasen sino que hemos de provocar que se produzcan. Y no siempre será fácil que los demás entiendan por qué lo hacemos.
  • la franqueza, esto consiste en exponer los problemas y las incertidumbres cuando las conocemos de forma que se puedan plantear soluciones alternativas para solventarlos.
  • el trabajo en equipo, es la base del funcionamiento efectivo de cualquier empresa. Como dice el dicho “si queremos ir rápido vayamos solos, si queremos llegar lejos vayamos acompañados”. La innovación se consigue porque hay un equipo que la desarrolla.
  • el respeto, esto consiste en que realmente se sabe escuchar las opiniones de los que nos rodean. Todos tenemos nuestras propias opiniones y nuestra particular visión de las cosas por ello debemos entender que si respetamos esas opiniones conseguiremos que las innovaciones sean mejores. Nadie sabe todo.
  • la colaboración, esto consiste en ayudar a conseguir el objetivo procurando allanar el camino de aquellos que deben conseguirlo. Muchas veces somos conocedores de factores que pueden afectar al resultado de lo que están haciendo otras personas pero no los avisamos. Que al final el resultado no sea el esperado nos va a afectar.
  • la honestidad, esto consiste en tener una ética y una decencia en lo que se está haciendo. Intentar engañar cuando no consigue un objetivo buscando excusas o culpando a terceros no favorece que la innovación se desarrolle adecuadamente.
  • la transparencia, esto consiste en exponer los hechos de forma clara y las consecuencias de esos hechos. Pero también de cuáles son los motivos por los que se deciden unos objetivos y no otros.
  • y la comunicación, esto consiste en hacer saber al resto aquello que deben saber, que es importante para que consigan sus objetivos, pero sobre todo con tiempo suficiente para que puedan tomar las mejores decisiones con esa información.

La cultura de la innovación requiere de unos valores que sean continuados en el tiempo. No podemos cambiar periódicamente de valores porque eso hace que los fundamentos sobre los que se sostiene esa cultura al desaparecer van a provocar que esa cultura se resquebraje.