Tendencias & Innovación

Tipos de inversión para ver crecer tus ahorros

tipos de inversion

Hace unos días hablábamos de lo importante que es la inteligencia financiera y cómo nos puede ayudar a tomar buenas decisiones con respecto a nuestro dinero. Pero si de verdad quieres alcanzar la libertad financiera no basta con ahorrar, tienes que invertir. Por eso, en esta ocasión vamos a ver con más detalle los tipos de inversión entre los que puedes elegir.

 

 

 

Un consejo esencial

Tanto si tienes experiencia en el mundo de las inversiones como si estás dando tus primeros pasos en este sector, aquí tienes un consejo que te será de gran ayuda: nunca pongas todo tu dinero en un único producto, diversifica.

Busca diferentes alternativas de inversión y reparte el capital que quieres invertir entre todas ellas. Recuerda que no hay ninguna inversión que tenga un riesgo cero, algo puede ir mal. Lo que consigues si diversificas es que, en caso de haber pérdidas, las mismas no sean graves. De hecho, podrías compensar las pérdidas con los beneficios que te esté dando otro de tus productos de inversión.

 

Tipos de inversión más allá de la bolsa y similares

Con anterioridad ya te hemos hablado de los tipos de inversiones más habituales. Los bonos, las acciones, los fondos de inversión, etc.

El objetivo de este artículo es que conozcas otras alternativas que también pueden resultar de tu interés.

Metales

Durante la pasada crisis económica se demostró que el oro sigue siendo un valor seguro, sus precios no dejaban de crecer día tras día. 

Lo cierto es que existen muchos metales que tienen un precio elevado en el mercado que incluso puede crecer en épocas de escasez económica. Si te interesa la inversión en metales puedes dividir tu capital entre metales preciosos como el oro o la plata y metales industriales como el cobre o el paladio.

Materias primas

Son uno de esos tipos de inversión que no siempre se tienen en cuenta pero que pueden dar muy buenos rendimientos. 

Las materias primas siempre van a ser necesarias para la producción a nivel mundial, por lo que puede ser interesante invertir en materias primas de carácter agrícola, ganaderas e incluso perecederas como el cacao o el café.

Dentro de esta clasificación está también la inversión en energía, puesto que la misma no deja de ser una materia prima necesaria para la fabricación. Con el auge de la concienciación ecológica la inversión en el sector de las energías renovables puede ser muy rentable a medio y largo plazo.

Bienes inmobiliarios

Para muchos es el tipo de inversión más conocida. Con los precios de las viviendas subiendo, el aumento de la demanda de apartamentos turísticos y el incremento del precio de los alquileres a largo plazo que ha subido por encima del 50% en cinco años, invertir en un inmueble es ahora una buena idea.

También hay alternativas para invertir en ese sector sin comprar una propiedad, es el caso de los fondos inmobiliarios o las sociedades SOCIMI. Son entidades dedicadas a comprar inmuebles con el capital aportado por los socios y que luego les sacan rendimiento a través del alquiler o la venta.

Analiza bien los tipos de inversión que tienes a tu disposición y escoge el más adecuado a tu perfil inversor, teniendo en cuenta lo que quieres ganar y el riesgo que estás dispuesto a aceptar. Y si quieres ampliar tus conocimientos o ayudar a otros a aumentar su patrimonio, entonces puedes convertirte en un especialista con nuestro Máster en Banca y Finanzas.