Tendencias & Innovación

Qué es trading: tendencias, métodos y resultados

que es trading

Comprar y vender activos financieros es el resumen más sencillo de lo que es trading. Sin embargo, este intercambio comercial de acciones en bolsa no tiene nada de simple. Pese a que cuenta con algunas similitudes con la inversión, entre ambos tipos de estrategia financiera existe una diferencia sustancial: el plazo de tiempo al que se sujeta cada operación. Así, mientras que quienes saben qué es trading tienen claro que su éxito dependerá de la velocidad con la que puedan vender al mejor postor las acciones que acaban de pagar a bajo coste; los inversores piensan en el largo plazo y buscan un rendimiento más lento, pero más sostenible y con menor riesgo.

En cualquier caso, nunca se puede generalizar puesto que para tener claro qué es trading antes hay que entender las tendencias y métodos más extendidos.

 

Tendencias que te ayudan a entender qué es trading

Para muchos, plantearse qué es trading es lo más parecido a cuestionar hasta qué punto son capaces de mantener el autocontrol. Actuar con sangre fría y dejando las emociones a un lado puede ser la única forma de evitar fallos y saber aprovechar las oportunidades de éxito cuando aparezcan.

 

Este éxito llega en forma de beneficios financieros, los que se pueden obtener de la venta de unas acciones siguiendo tendencias como:

 

  • Compra de acciones con tendencia al alza o venta de acciones con tendencia a la baja. En este caso se presume que la tendencia continuará y se aprovecha el tirón hasta que se aprecian los primeros signos de inversión.
  • Compra de acciones a contra corriente. En este caso, la venta de una acción al alza o la compra de una a la baja se completa confiando en que la tendencia se invertirá. Quienes saben qué es trading tienen la experiencia suficiente como para poder identificar los picos que coinciden con el punto de inflexión, reduciendo el riesgo de las operaciones.

  • Intercambio de rango. El trading consiste en realizar la compra de acciones en el nivel inferior de un rango y la venta a un nivel superior del mismo, anticipando que la tendencia se mantiene sin fluctuaciones que afecten a la configuración de los rangos.

 

Qué es trading y de qué distintas formas puedes aplicar tus estrategias

¿Ya sabes qué es trading? Si más o menos vas teniendo claro el concepto, te falta descubrir en qué tipo de trader te convertirías. En función de la agilidad de las operaciones bursátiles se pueden distinguir distintos perfiles:

  • Day trader: las operaciones se abren al iniciar la jornada y deben cerrarse antes de abandonar la oficina. La anticipación es clave en una forma de trading que requiere un gran control del riesgo.
  • Scalper: “muchos pocos son más que pocos muchos” es el lema de los scalpers, que no se van a casa sin antes haber realizado unas cuantas decenas de operaciones. Su estrategia agresiva necesita el respaldo de los datos y la visualización de las fluctuaciones del mercado en tiempo real.
  • Swing trader: la analítica se distribuye a lo largo de un horizonte temporal más amplio que, sin embargo, no suele exceder de las dos semanas. En este caso la inversión busca la tendencia y, a medida que se afianza el conocimiento sobre la misma, se robustece la posición con la compra de valores.
  • Position trader: el análisis del entorno, el arraigado conocimiento de los factores socioeconómicos y la visión para invertir a largo plazo son los principales rasgos que caracterizan a este perfil de trader.

 

Igual ya te identificas con alguno de estos perfiles de trader pero, ¿quién te asegura el éxito? Lo cierto es que en la Bolsa nada es una garantía, aunque sí que existe una forma de reducir el riesgo en tus operaciones y aumentar tus probabilidades de éxito: la formación. Una Maestría en Asesoría Financiera te puede ayudar a avanzar sobre seguro en uno de los entornos más dinámicos e inestables que existen.