Tendencias & Innovación

¿Qué es la demanda agregada y cómo se calcula?

demanda agregada

La demanda agregada es un concepto empleado en la economía a gran escala. Hace alusión a los índices en los que se suelen añadir las demandas individuales de cada uno de los agentes que intervienen en un escenario comercial de un país o región, tanto si son nacionales como si son extranjeros.

En contraposición está la demanda del mercado aislado, que es un indicador que se explica gracias a la oferta y la demanda individuales.

 

 

 

Ebook GRATIS: Blockchain

Demanda agregada: definición y fórmula de cálculo

Teniendo en cuenta que cada escenario comercial tiene sus propias dinámicas, reglas, relaciones y precios, la demanda agregada es aquella que representa el gasto total en el que están dispuestos a incurrir los agentes comerciales que intervienen en un país o región, bien sean de carácter nacional o extranjero.

O dicho de otra forma: es el gasto que, en función de un determinado nivel de precios, realizan las familias, las empresas, los proveedores, el sector público en general y hasta los inversores que llegan de fuera, todos ellos agentes comerciales activos.

Al ser un indicador tan amplio, es lógico que los aspectos que intervienen en su cálculo sean numerosos. Esto queda de manifiesto en la fórmula mediante la cual podemos calcular el valor de la demanda agregada, que se expresa así:

 

DA: C + I + G + (X-M)

 

En esta relación, cada letra corresponde a los siguientes conceptos:

 

                        DA: Demanda agregada

                        C: Consumo de las familias o consumo privado

                        I: Gasto público de un país o región

                        G: Saldo neto de exportaciones

                        (X-M): Diferencia entre exportaciones brutas e importaciones.

 

Otras consideraciones sobre la demanda agregada

Pero el concepto de demanda agregada tiene más aristas. Para realizar un buen cálculo de este valor, es necesario tener en cuenta consideraciones como las que detallamos a continuación. Toma atenta nota de ellas:

 

  • La demanda agregada aumenta a medida que bajan los precios, algo apenas lógico si tenemos en cuenta que en mercados más baratos, las personas están más dispuestas a pagar altos precios por los productos. Por el contrario, en situaciones en las que la demanda agregada baja, los precios van al alza.
  • Cuando aumenta el nivel medio de precios, la consecuencia inmediata es la disminución de la demanda agregada. Esto se debe a que se reduce el total de los bienes y servicios disponibles que se pueden adquirir con el mismo dinero.
  • Si queremos representar gráficamente la demanda agregada, una de las herramientas más eficaces es la denominada curva de demanda agregada, la cual nos ayuda a visualizar el número de productos que los consumidores están dispuestos a adquirir en cada nivel de precios.
  • La demanda agregada confirma que la principal variable para fijar lo que demandan los agentes económicos en un mercado son los precios de los productos. Sin embargo, no son ni mucho menos la única. También se deben tomar en cuenta otros como los flujos de liquidez de los mercados (dinero que circula), el nivel de renta de las familias o del resto de agentes económicos y los impuestos establecidos al sector público, entre otros.

 

La demanda agregada no debe confundirse con la oferta agregada, que se define como la producción que está dispuesta a comercializar las empresas en función de ciertos niveles de precios, costes de producción y expectativas empresariales.

 

Ebook GRATIS: Blockchain