Tendencias & Innovación

Microfinance ejemplos de éxito de Uganda a la Barceloneta

microfinance ejemplos

Para poder hablar de microfinance ejemplos antes habría que introducir este término, que en español se traduce como microfinanzas. De los micropréstamos a los microseguros, casi todo cabe en una gama de productos financieros que, más que un objetivo, tienen un propósito elevado. Y es que la microfinance y sus ejemplos, cualquiera de ellos, lo que busca es aliviar la pobreza o contribuir al desarrollo de las comunidades o individuos que más pueden beneficiarse de una inyección de liquidez en un momento determinado.

En las siguientes líneas profundizaremos en lo que es microfinance y en ejemplos que nos ayudarán a entender cómo un producto financiero puede funcionar como medio para incluir a quienes habitualmente quedan fuera de este tipo de sistemas.

 

Microfinance ejemplos reales

De Uganda a la Barceloneta, los casos de éxito de microfinance nos dejan ejemplos como los que presentamos en las siguientes líneas:

 

  1. MicroSave está ayudando al gobierno indio a digitalizar los pagos entre gobiernos. En total, esta aventura financiera implica cerca de 35 mil millones de dólares. La misma organización también está trabajando con pequeños bancos financieros de la India, para ayudarles a entregar sus productos a través de la infraestructura digital emergente del país. El objetivo de ambas iniciativas es propiciar la construcción de un ecosistema digital completo, atendido por 200 000 agentes que proporcionan ingreso / retiro de efectivo, que, aprovechando la interfaz de pagos unificados, cree una huella digital para cada ciudadano indio, lo que supondrá un importante avance hacia la democratización del crédito (NextBillion).
  1. Lindiwe, Lourdes, Mukula o Najah son algunos de los nombres propios que podrían ponerse a historias de éxito de microfinance. Ejemplos como éstos y muchos más pueden encontrarse en la página web de Kiva, una organización internacional sin ánimo de lucro, que lleva más de una década financiando proyectos y creando con ellos un futuro mejor para sus beneficiarios, sus familias y sus comunidades.
  1. Historias más cercanas a nuestra realidad pueden encontrarse en la web de La Caixa Microfinance. Son ejemplos de los casos de éxito de sus iniciativas microbank, que apoyan a mujeres, estudiantes sin experiencia laboral o personas mayores con ansias emprendedoras y la ilusión puesta en un proyecto.

 

Hablar de microfinance ejemplos es hacerlo de micropréstamos, microahorros y productos de microseguros. Si bien en la década de 1970, cuando comenzaron este tipo de iniciativas se tenía una visión muy optimista de ellas, hoy día, desde la perspectiva actual podemos ver que, en muchos casos, la utopía se transformó en negocio perdiendo por el camino la motivación inicial detrás de este nuevo concepto de productos financieros.

Históricamente, el objetivo de las microfinanzas era aliviar la pobreza, pero, como se pone de manifiesto en una encuesta publicada por Yale Insights, a pesar de la retórica, salvo excepciones, las microfinanzas no están llegando a los más pobres entre los pobres porque los montos de los préstamos y las cantidades de ahorro son demasiado pequeños y porque se aprecia una falta de voluntad entre los prestatarios para incluso participar; cuando la gente realmente no tiene absolutamente nada, por el temor que existe a la institución formal.

Jason Hickel, Profesor de Ciencias Económicas en la London School, al hablar sobre microfinance y ejemplos reales en The Guardian, afirma con contundencia que las microfinanzas nunca funcionarán hasta que abordemos las condiciones de fondo que producen la pobreza en primer lugar y se establezcan los sistemas correctos para que las pequeñas empresas tengan éxito, como fuertes subsidios, asistencia estatal y asistencia social para apuntalar a los empresarios cuando fallan.

 

¿Conoces el Máster en Dirección Financiera de OBS Business SChool?