Tendencias & Innovación

Impuestos especiales: ¿qué son y a qué productos afecta?

Todo el mundo ha escuchado hablar y tiene una idea, aunque sea muy global, de lo que significa IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). Pero, ¿alguna vez has escuchado hablar sobre los impuestos especiales?

Si este término te es totalmente desconocido, o si no tienes demasiado claro en qué consiste este tipo de impuesto, ha llegado el momento de descubrirlo. ¿Comenzamos?

Ebook GRATIS: Blockchain

 

 

Tipos de impuestos: los impuestos especiales

Antes de comenzar a explicarte qué son los impuestos especiales, es necesario recordar cómo se estructura nuestro sistema tributario.

Existen dos tipos de impuestos claramente diferenciados:

  • Impuestos directos: son aquellos que se aplican sobre un patrimonio, la renta de las personas o las sociedades. Este tipo de impuestos no son iguales para todos los ciudadanos. Dependiendo de la renta que tengas, de tus bienes, pagarás más o menos.
  • Impuestos indirectos: por otro lado están los impuestos indirectos, que se aplican sobre los productos. Este tipo de impuestos no tienen en cuenta las circunstancias personales de cada persona o familia, no hacen distinción de ningún tipo. Son iguales para todos. Dentro de estos impuestos encontramos el IVA o los impuestos especiales.

Podemos concluir diciendo que los impuestos directos gravan la riqueza, mientras que los indirectos gravan el uso que se hace de los bienes.

Ahora bien, ¿qué son los impuestos especiales? Pues no son otra cosa que un tributo que recae sobre determinados productos considerados especiales. ¿Con qué fin? Pues con el objeto de disuadir su uso o consumo y/o controlarlo principalmente.

Algo que debes saber es que este tipo de impuesto no excluye a otros. Es decir, la estos productos a los que se les aplica el impuesto especial, también se les aplica el IVA.

Los impuestos especiales están regulados por la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales. Pero estos impuestos  no son exclusivos de nuestro país.La Unión Europea también tiene su normativa sobre este tipo de impuestos.

 

¿A qué productos afecta los impuestos especiales?

Ahora que ya tienes una ligera idea de qué son los impuestos especiales, llega el momento de saber cuáles son los productos que llevan este tipo de impuesto. ¡Te interesa conocerlos porque pueden influir en tu contabilidad!

Se pueden diferenciar tres tipos de impuestos especiales: de fabricación, sobre determinados medios de transporte y sobre el carbón.

Los impuestos especiales de fabricación son sobre los siguientes productos:

  1.    Impuestos de fabricación:
  • El alcohol y las bebidas alcohólicas. La cerveza, el vino, las bebidas fermentadas y otras derivadas tienen este impuesto especial. La base imponible varía en función de los grados de alcohol volumétricos de la bebida. Cuantos más grados, mayor será el impuesto.
  • Electricidad. Sí, la electricidad es otro de los productos afectados por este tipo de impuesto. En este caso, su objetivo es medioambiental. Se grava la fabricación de energía, aunque existen algunas excepciones.
  • Labores del tabaco. Los diferentes procesos para la fabricación del tabaco también están gravados por este impuesto especial. El porcentaje varía en función de la actividad.
  • Hidrocarburos. Gasolina, gasóleo, fuel, querosol , aceites o benzoles, también están sujetos a este tipo de impuesto. En función de las características del producto, el impuesto será mayor o menor.
  1.       Impuestos sobre determinados medios de transportes. Automóviles, buques o aeronaves también se ven afectadas por impuestos especiales.
  2.       Impuestos sobre el carbón. Otro producto gravado por este o impuesto es  la venta y el consumo de carbón, aunque hay que tener en cuenta los territorios y las normativas internacionales para ver cada caso.

 

Ebook GRATIS: Blockchain