Tendencias & Innovación

Gestión patrimonial: qué es y cómo realizarla correctamente

gestion patrimonial que es

Cuando hablamos anteriormente de gestión patrimonial, que es una de las áreas estratégicas de toda empresa, nos referimos a la disciplina que, como su propio nombre indica, se encarga de gestionar el patrimonio empresarial.

Pero ¿qué es exactamente el patrimonio? Podemos encontrarnos con dos tipos principales:

  1. Patrimonio tangible. Es todo aquel que hace referencia a bienes físicos o materiales de los que la empresa es propietaria. Por ejemplo, si el edificio donde se encuentra su sede está a su nombre en el Registro de la Propiedad, este inmueble forma parte de su patrimonio tangible. Además de los inmuebles, podemos encontrarnos con los bienes muebles, es decir, todos aquellos que, como su propio nombre indica, se pueden mover, trasladar, y que no se inscriben en el Registro de la Propiedad. Ejemplos de ellos los tenemos en los equipos informáticos o en los vehículos.
  2. Patrimonio intangible. Por otro lado, dentro de la gestión patrimonial, tenemos el patrimonio intangible, que es aquel que hace referencia a propiedades no físicas. Un ejemplo lo encontramos en las marcas comerciales o en las patentes.

Así, tras haber distinguido entre los tipos principales de patrimonio, podemos ver en mayor profundidad una serie de cuestiones que permitirán a las empresas desarrollar su gestión patrimonial. ¿Qué es lo que deben hacer para realizarla correctamente? ¿Cuáles son las bases de la gestión patrimonial? ¿Qué opciones existen para llevarla a cabo?

A estas preguntas daremos respuesta a continuación.

 

Gestión patrimonial: ¿qué es lo que deben hacer las empresas para realizarla correctamente?

Para que la gestión patrimonial de una empresa no dé problemas, debemos tener en cuenta dos cuestiones principales: las bases de la planificación patrimonial y las posibilidades que existen para llevarla a cabo.

En primer lugar, las bases de la planificación patrimonial son:

  1. El balance actual, es decir, el patrimonio del que la empresa dispone actualmente.
  2. Los objetivos, es decir, el patrimonio del que la empresa quiere disponer a corto, medio o largo plazo. Si podemos definirlo de forma SMART, mucho mejor.
  3. El plan de gestión patrimonial, es decir, una serie de estrategias que permitirán a la empresa alcanzar sus objetivos.

Estas tres bases son aquellas alrededor de las cuales girarán todas las acciones de cualquier gestión patrimonial. Un ejemplo muy básico: una empresa dispone de un patrimonio valorado en 20 millones de € y decide invertir 2 de esos millones en comprar una serie de patrimonios inmuebles. Entonces:

  1. Su balance actual es de 20 millones de €.
  2. Su objetivo es disponer de un inmueble valorado en 2 millones de €.
  3. Su plan de gestión patrimonial incluirá un contrato de compraventa con el actual propietario de dicho inmueble y, quizá, alguna venta previa de su patrimonio actual para obtener liquidez, si no dispone de ella. Puede vender un bien tangible, como un conjunto de vehículos, o un bien intangible, como una patente.

Por supuesto, en la realidad no es tan sencillo, ya que entran en juego muchas variables y los diferentes patrimonios actuales se solapan de distintas formas con los objetivos.

Y precisamente porque no es tan sencillo es por lo que las empresas deben contar con profesionales que sepan cómo manejar correctamente todas esas variables. Entre ellos nos encontramos con:

  1. Otras empresas que se dedican a ofrecer servicios de gestión patrimonial, que es una de las dos opciones posibles. Pero también existen la opción de contratar a...
  2. Profesionales independientes con conocimientos y aptitudes suficientes para llevar a cabo la gestión patrimonial de una empresa.

A los profesionales que trabajan en este ámbito se les suele conocer como planificadores financieros independientes. Para saber que tienen dominio en este ámbito, se les puede exigir que dispongan de alguna certificación destacable:

  1. La certificación EFA (Asesor Financiero Europeo).
  2. Un master que cualifique para obtener la certificación anterior u otras.

 

Entre dichos masteres, está a tu disposición nuestro Master en Asesoramiento Financiero y Gestión Patrimonial. Si deseas trabajar en este ámbito y obtener certificaciones como la EFA, este master te ayudará a conseguirlo.