Tendencias & Innovación

Gestión del riesgo: qué es y por qué es imprescindible en la empresa?

gestion del riesgo

Para poder triunfar las empresas deben prestar especial atención a lo que ocurre dentro de ellas, pero también a lo que pasa a su alrededor. Esto implica que la gestión del riesgo se convierte en algo esencial.

 

¿Qué son los riesgos empresariales?

Con carácter general se consideran riesgos a todos aquellos eventos o circunstancias que pueden tener consecuencias negativas sobre la empresa.

Son inciertos y pueden venir desde dentro o desde fuera de la compañía. Puede tratarse, por ejemplo, de una ausencia de materias primas para la producción o de una huelga de trabajadores. Incluso pueden ser riesgos asociados a un proyecto en concreto. 

Lo que está claro es que no se pueden obviar, porque siempre van a estar ahí, pero hay que tener una estrategia para protegerse frente a sus consecuencias.

 

¿Qué implica la gestión de riesgos corporativos?

Precisamente a todas esas medidas que adopta una organización para poder seguir creciendo y alcanzar sus objetivos, a pesar de los riesgos que existen, es lo que denominamos gestión del riesgo.

Cada empresa debe determinar cómo va a hacer frente a posibles situaciones negativas. Pero existen una serie de pasos considerados como buenas prácticas. Se trata de:

  • Analizar el contexto de la empresa a nivel interno y externo para determinar las estrategias de mercado a aplicar en cada caso.
  • Valorar los riesgos, definiendo las causas y los efectos de cada uno.
  • Plantear estrategias para hacer frente a los riesgos en caso de que los mismos se conviertan en una realidad.
  • Monitorizar las diferentes situaciones, las medidas aplicadas y los resultados obtenidos, para ver si hay que cambiar algo en la gestión.

 

¿Por qué es tan importante saber gestionar los riesgos en la empresa?

Un riesgo es una situación hipotética que en caso de convertirse en una realidad puede tener consecuencias negativas para la empresa.

Podría pensarse que la única razón para estar prevenidos frente a los riesgos es poder reaccionar rápidamente y evitar las consecuencias negativas o, al menos, intentar que las mismas no sean muy graves. Pero en realidad no es así, una buena gestión de riesgos también ayuda a identificar oportunidades para las empresas.

De hecho, muchos grandes líderes son capaces de estudiar el riesgo tan a fondo que desarrollan fórmulas casi perfectas para gestionarlo, convirtiendo así una amenaza en una oportunidad que mejora la rentabilidad de la empresa.

Por tanto, desarrollar bien esta tarea tiene efectos beneficiosos para la compañía a muchos niveles. No solo evitando las pérdidas, sino pudiendo aumentar los beneficios.

 

Los responsables de finanzas en la gestión del riesgo

En el caso de los departamentos de finanzas, gestionar bien el riesgo es todavía más importante para evitar graves daños a la compañía.

Los profesionales que trabajan en este área deben ser capaces de evaluar los diferentes riesgos a los que se puede enfrentar la empresa, identificar su procedencia y desarrollar estrategias de actuación.

Crear una cultura de riesgos es una de las mejores alternativas para las empresas que quieren seguir creciendo.

Si tú también quieres participar en la gestión de riesgos de una empresa y aportar conocimientos útiles, te puede venir muy bien formarte con nuestro Máster en Dirección Financiera.