Tendencias & Innovación

"Análisis de inversión: un buen primer paso para tomar decisiones "

análisis de inversion

En el mundo de las finanzas y la economía no existen las operaciones con riesgo cero. Cualquier inversión está sujeta a un cierto nivel de incertidumbre y a la posibilidad de que el dinero utilizado se pierda. Pero todos sabemos que una decisión a la hora de invertir también puede dar lugar a importantes beneficios. Por eso, antes de nada, es conveniente hacer un análisis de inversión.

 

 

 

¿Cuál es el objetivo de un análisis de inversión?

La finalidad de este ejercicio es conocer los riegos que implica una inversión y también sus posibles beneficios. Estos datos, además, permiten comparar la previsible evolución de dos o más proyectos de inversión para elegir entre ellos.

Llevar a cabo estas operaciones es útil para los particulares que quieren poner a trabajar su dinero para obtener más rendimiento por sus ahorros, pero también resulta muy práctico para las empresas, ayudándoles a decidir sobre en qué áreas de negocio es conveniente entrar y cuales es mejor ignorar.

 

Clasificación de los métodos de análisis de las inversiones

Se pueden dividir básicamente en dos:

  • Métodos estáticos: se subdividen a su vez en método de flujo neto de caja, método de período o plazo de recuperación y método de tasa de rendimiento contable. Todos ellos tienen  el defecto de no usar el tiempo como una variable.
  • Métodos dinámicos: entre ellos están el método payback dinámico, el Valor Actual Neto (VAN) y la Tasa de Rentabilidad Interna (TIR). Su principal característica es que son tres métodos que miden diferentes aspectos para valorar la rentabilidad y los riesgos de una inversión, por lo que se pueden complementar unos a otros. De hecho, se recomienda usar los tres para tener una visión más completa.

 

Vamos a verlos más detenidamente

 

Método de flujo de caja

Lo que hace es sumar los cobros y restar los pagos que se producen dentro de la vida útil del proyecto de inversión.

Método de plazo de recuperación

Hace referencia al número de años que una empresa va a tardar en recuperar la inversión realizada y se queda con aquellos proyectos que permiten obtener beneficios de forma más rápida.

Método de tasa de rendimiento contable

Se basa en el concepto de Cash-Flow en lugar de tener en cuenta los cobros y los pagos, por lo que en realidad no tiene en cuenta la liquidez del proyecto, haciendo que los resultados sean algo sesgados.

Payback dinámico

Es similar al método de plazo de recuperación o payback estático, con la diferencia de que aquí lo que se mide es el número de años que necesita una inversión hasta que el valor actualizado de los flujos netos de caja llegue a ser igual al capital invertido.

Valor Actual Neto 

El VAN es uno de los métodos más utilizados cuando se trata de analizar la rentabilidad de inversiones. El cálculo se hace sumando los valores actualizados de todos los flujos netos de caja esperados del proyecto de inversión y deduciendo el capital inicial invertido.

Tasa Interna de Rentabilidad

El TIR indica la tasa a la que la empresa podrá recuperar la inversión inicial. Es decir, que cuanto mayor sea la Tasa Interna de Rentabilidad más rentable será el proyecto analizado.

 

Analizar antes de decidir

Como ves, hay diferentes métodos para decidir si una inversión será tan rentable como se espera. Todos son útiles, aunque sin lugar a dudas el VAN es el sistema de análisis de inversión más recomendado.

Lo que está claro es que en el entorno actual ninguna empresa se puede permitir lanzarse a una inversión sin haber examinado previamente la viabilidad de la misma. De ahí la creciente importancia del departamento de finanzas.

 

¿Quieres desarrollar tu carrera en el sector económico y manejar a la perfección los conceptos vistos en este artículo? Entonces te puede interesar nuestro Máster en Dirección Financiera.