Tendencias & Innovación

4 estrategias de inversión con ejemplos

estrategias de inversion ejemplos

Buscar estrategias de inversión con ejemplos es una forma de ampliar la perspectiva y mejorar la planificación. Tener una estrategia de inversión es la mejor guía en un proceso de este tipo, puesto que ayuda a descartar muchas inversiones potenciales que podrían terminar ofreciendo un rendimiento por debajo de lo esperado o que, simplemente, no resultarían adecuadas para el futuro de la cartera.

Al crear una estrategia de inversión, es importante determinar cuantitativamente lo que se está buscando lograr. La búsqueda de estrategias de inversión y ejemplos no comienza con un planteamiento como el de querer ganar dinero, sino que debería partir de afirmaciones más en línea con el rendimiento promedio anual al que se aspira o la meta a la que se dirige la inversión.

Cuanto más específico sea ese objetivo, mejor. Y, teniendo esto en cuenta, en las siguientes líneas nos centraremos en 4 estrategias de inversión con ejemplo.

Ebook GRATIS: Innovation Management

 

Estrategias de inversión y ejemplos

Puede ser complicado elegir entre las diferentes estrategias de inversión, ejemplos de conciencia social, de riesgo elevado o de paciencia hay muchos y cada uno refleja un perfil de inversor diferente. Entre las más destacadas distinguimos cuatro:

 

  1. Inversión en valor. ¿Sabías que este tipo de estrategia de inversión fue popularizada por Warren Buffet? Posiblemente se trate de una de las más conocidas estrategias de inversión, ejemplos hay muchos, aunque el principio detrás de todos es el mismo. Se trata de algo muy simple: comprar acciones que sean más baratas de lo que deberían ser para lucrarse cuando se produzca un aumento del valor. Sin embargo, encontrar acciones con precios bajos requiere mucha investigación sobre los fundamentos de las compañías subyacentes y, una vez que se han encontrado, también puede ser necesario esperar bastante hasta que su precio sube. Esta técnica de compra y retención requiere un inversor paciente, pero, al final, se pueden obtener beneficios atractivos.

 

  1. Invertir en productos de renta fija. Ésta es una forma excelente de generar riqueza a lo largo del tiempo. Se trata de una de las alternativas recomendadas para inversores que buscan un riesgo mínimo y quieren aumentar la confiabilidad de sus estrategias de inversión (ejemplos como bonos, obligaciones o Letras del Tesoro). Esta modalidad de inversión implica la compra de valores que generalmente pagan rendimientos de forma estable. proporcionando un flujo de ingresos previsible.

 

  1. Invertir en crecimiento. La revalorización del capital es la idea de base de esta forma de invertir. Los inversores en crecimiento buscan empresas que muestren signos de crecimiento superior a la media, a través de sus ingresos y ganancias, para apostar por ellas, incluso aunque el precio de la acción parezca caro en términos de métricas como la relación precio-ganancias o precio-libro. Se trata de una estrategia relativamente más arriesgada que las anteriores y que, hoy día llevan a cabo muchos inversores que apuestan por startups tecnológicas.

 

  1. Inversión socialmente responsable. Una cartera de empresas respetuosas con el medio ambiente y con la sociedad podría ser uno de tantos ejemplos de estrategias de inversión que guían el dinero por los valores y principios, a la vez que se mantienen competitivas en un entorno de mercado típico. La conciencia social de los inversionistas caracteriza esta forma de invertir, que supone un camino hacia la búsqueda de rendimientos que persigue un beneficio colateral significativo para la sociedad.

 

No puede decirse que sean buenas o malas ninguna de estas estrategias de inversión, ejemplos hay de todo tipo de desenlaces. Por eso, la decisión del inversor siempre ha de tomarse de acuerdo a sus objetivos, sus posibilidades y el nivel de riesgo que está dispuesto a aceptar.

 

Ebook GRATIS: Innovation Management