Tendencias & Innovación

Automotivación, la gasolina de la actitud

Hay un concepto que cobra una importancia enorme cuando queremos gestionar la actitud: la automotivación. Debes saber cómo motivarte a ti mismo. Debes ser capaz de mantener alta la moral sin importar lo desalentadora que sea la situación, ya que es la única manera de conseguir suficiente fuerza para superar las dificultades. Los que están desanimados en tiempos difíciles están seguros de perder la batalla antes de que termine; por eso la automotivación es crucial.

Para empezar a hablar de la automotivación te propongo hacer un test. Lee con atención las afirmaciones de la siguiente tabla y para cada una de ellas piensa si te ocurre: nunca, raramente, algunas veces, a menudo o siempre. En una libreta apunta la cifra que corresponda a cada ítem y analizaremos el resultado. Para obtener la cifra final, suma los números que hayas apuntado.

 

Nunca

Raramente

Algunas veces

A menudo

Siempre

1. No estoy seguro de poder alcanzar los objetivos que me marco.

5

4

3

2

1

2. Cuando persigo mis objetivos pongo todo el esfuerzo y trabajo aunque haya sufrido algún contratiempo.

1

2

3

4

5

3. Cuando me marco objetivos pienso de forma positiva y miro que cubran mis necesidades.

1

2

3

4

5

4. Normalmente me marco objetivos para poder alcanzar lo que quiero en la vida.

1

2

3

4

5

5. Me doy recompensas para estar concentrado en lo que hago (por ejemplo, un descanso al acabar una tarea).

1

2

3

4

5

6. Creo que si trabajo duro y utilizo toda la capacidad y las habilidades que poseo, tendré éxito.

1

2

3

4

5

7. Me preocupan las fechas límite y poder llegar a hacer lo que tengo que hacer, y eso me causa ansiedad y estrés.

5

4

3

2

1

8. Cuando algo inesperado pone en peligro  mi objetivo o lo amenaza, soy capaz de cambiarlo y moverme en una dirección distinta.

5

4

3

2

1

9. Cuando tengo una idea realmente buena, me sorprendo por mi creatividad. Imagino que es mi día de suerte y me  advierto que no debía acostumbrarme a esta sensación.

5

4

3

2

1

10. Suelo hacer el mínimo trabajo posible para tener a mi jefe y mis compañeros contentos.

5

4

3

2

1

11. Me preocupa no llegar a alcanzar los objetivos y tiendo a pensar que las cosas no funcionarán.

5

4

3

2

1

12. Creo una imagen alegre y potente de mi futuro antes de marcarme un nuevo objetivo.

1

2

3

4

5

 

De 28 a 43 puntos: Presentas síntomas de estar automotivado. Alcanzas tus objetivos pero de forma superficial. Si quieres alcanzar mucho más debes incrementar la motivación en todas las áreas de tu vida.Fíjate ahora en la interpretación de los intervalos de puntuación.

De 12 a 27 puntos: Te falta automotivación. Dejas que los miedos y dudas te alejen del éxito.

De 44 a 60 puntos: Estás automotivado. Te esfuerzas en que las cosas pasen y dedicas tiempo y esfuerzos a ello. Además arrastras hacia el éxito a los demás.

Si el test pone de manifiesto que no estás totalmente automotivado, no sufras. No es raro ni infrecuente. Hazte a la idea de que tienes que ponerte manos a la obra, pero no pienses que estamos hablando de darte golpes de pecho y beberte una bebida energizante. No; la automotivación va mucho más allá y se construye en torno a cuatro pilares:

  • La autoeficacia
  • La actitud positiva
  • Los objetivos
  • Un entorno motivante

Hace un par de posts, veíamos que para afrontar un cambio imprevisto es fundamental la actitud; seguíamos llegando a la conclusión de que la gasolina de la actitud es la automotivación. Ahora trazamos un círculo más pequeño y ya tenemos cuatros pilares concretos. Los veremos uno a uno en los dos capítulos siguientes para que veas cómo ponerlos en pie a fin de que sostengan tu automotivación.