Tendencias & Innovación

Propuesta de valor: ejemplos en diversos sectores

propuesta de valor ejemplos

Si alguna vez, teorizando sobre la utilidad de tu negocio, te has preguntado por qué debe el público prestarte atención antes que volver la vista a otras marcas, de manera indirecta te estás cuestionando sobre la propuesta de valor de tu empresa.

Como bien sabrás, este concepto se refiere a aquellos elementos asociados a tu marca que hagan que ésta gane en relevancia y diferenciación.

Pero ojo: una propuesta de valor no necesariamente es aquella que llama de manera poderosa tu atención o que cuenta con mayores cuotas de visibilidad a través de los medios de difusión elegidos para cada momento.

No: una propuesta de valor es lo que es porque proporciona a las marcas la posibilidad de aventajar a su competencia o de sacar provecho de características, cualidades, rasgos o condiciones que le hacen única en un mercado.

 

Propuesta de valor: cuatro propuestas, cuatro sectores

Hay ejemplos de propuestas de valor en casi todos los sectores de la industria y la industria. Y no sólo nos referimos a las grandes marcas; también se pueden apreciar en negocios pequeños o cuyo impacto no es necesariamente masivo. Para focalizar mejor lo que decimos, te proponemos estos ejemplos:

  • Cadenas de tiendas Oxxo:

La diversidad de productos de estas tiendas no ha sido un impedimento para que la marca sea ahora mismo una de las mejor posicionadas en América Latina. Es más, ahí está justamente el punto fuerte de su propuesta de valor: venderle al cliente la idea de que en sus locales pueden encontrar prácticamente de todo lo que buscan. Además, su servicio está disponible los 7 días de la semana y las 24 horas del día.

  • Soda Stream:

Pese a competir con compañías como Coca-Cola o Pepsi, esta marca de refrescos ha ideado una máquina para crear bebidas en casa de los consumidores basándose en elementos como la facilidad y utilidad de ello, el concepto ecológico del producto, la vinculación de todos los miembros de la familia, incluidos los niños, así como el carácter didáctico de la iniciativa.

  • Zara:

La estrategia de Zara para convertirse en uno de los líderes del sector textil ha sido apostar por las tendencias del mercado a precios asequibles, así como adaptando sus diseños a lo que demandan sus clientes. Además, ha sabido diversificar sus productos en marcas filiales dirigidas a públicos concretos, por ejemplo Bershka (mujeres), Massimo Dutti (moda de caballeros), entre otras.

  • Starbucks:

Es una de las empresas que más ha crecido en los últimos 25 años. El éxito de ello ha estado en la vinculación permanente de la experiencia del consumo de café con la cotidianidad de las personas. Los tres pilares de su propuesta de valor se pueden resumir así: el café en sí mismo, desde su cultivo hasta su distribución; el servicio, personalizado y cercano; y el ambiente, expresado principalmente en locales con un ambiente informal, acogedor y tranquilo.

 

Como ves, el éxito de una propuesta de valor no depende del tamaño de la compañía ni de la presencia en determinados sectores. ¿Ya tienes definida la tuya?