Tendencias & Innovación

Negocios multinivel: 3 preguntas que evitan incurrir en la ilegalidad

negocios multinivel

Los negocios multinivel son los que dedican su actividad a vender, distribuir o suministrar bienes o servicios valiosos a través de agentes independientes, contratistas o distribuidores en diferentes niveles, los cuales se ocupan de reclutar a otros participantes, con el objetivo de vender. Como resultado de la venta se pagarán comisiones, comisiones cruzadas, bonificaciones, reembolsos, descuentos y/ o dividendos.

 

 

 

¿Son legales los negocios multinivel?

Pese a la mala fama que han acumulado, por su similitud con los modelos de venta piramidal, los negocios multinivel son legales. Mary Kay es un buen ejemplo de esos negocios multinivel de éxito, aunque las posibilidades de que este tipo de empresas triunfen no es demasiado elevada. En nuestro país, compañías como Medisalud, Oriflame o Christian Lay lo han conseguido, además de algunas otras; no sin mucho esfuerzo y perseverancia.

La primera barrera que han de superar es diferenciarse de los esquemas piramidales, algo que podría perjudicar el desarrollo de la network y sistema de distribución de este método legal y aceptado para comercializar bienes y servicios de consumo, que no debería equipararse a la citada operación comercial ilegal.

La principal diferencia está en su funcionamiento. En los esquemas piramidales, la empresa recluta distribuidores que ganan más dinero al reclutar a otros distribuidores que lo que venden mediante la venta de los productos.

 

Cómo comprobar la legitimidad de los negocios multinivel

Existen varias formas de cerciorarse de si la aventura empresarial en la que se está planeando participar es legítima o no. Entre las cuestiones a tener en cuenta, se encuentran las siguientes:

 

1.   Evitar propuestas de negocio en las que la recompensa por reclutar nuevos distribuidores sea mayor que la de vender productos al público.

2.   Investigar lo más posible sobre la compañía, sus proveedores, socios y clientes, para asegurarse de que sean legítimos.

3.   Desconfiar de la necesidad de hacer un gran desembolso inicial. Como toda inversión, debe evaluarse cuidadosamente. No todos los negocios multinivel la exigirán, aunque habrá algunos que sí incluirán esta inversión previa entre sus condiciones. No hay que alarmarse, puesto que no es el único modelo de negocio que funciona de esta forma, algo similar sucede en el caso de las franquicias; aunque sí es preciso asegurarse y evaluar los pros y los contras de invertir en esta empresa en comparación con otras.

 

Por último, hay que tener en cuenta que cuando se trata de negocios multinivel legítimos, los ingresos derivarán del método por el que se vendan los productos o servicios; mientras que, si se trata de una pirámide ilegal, dependerán principalmente de la manera en que los participantes sean compensados.

Cuando se compensa por las ventas propias y también por las de los afiliados y participantes o distribuidores inscritos por cada comercial en línea descendente, se trata de una iniciativa multinivel; mientras que si el programa compensa a los participantes, directa o indirectamente, simplemente por la introducción o inscripción de otros participantes en el programa, se trata de una pirámide.

 

Antes de considerar cualquier oportunidad de negocios multinivel, basta con hacerse tres preguntas para poder conocer casi con absoluta certeza si se trata de una opción legal o ilegal. Son las siguientes:

 

  • ¿Los costes de puesta en marcha son mínimos?
  • ¿Se puede devolver el inventario sin vender?
  • ¿El ingreso sólo es posible por la venta de productos?

 

Si la respuesta es afirmativa en los tres casos, probablemente se esté considerando una oportunidad de venta directa legítima.

 

¿Ha aumentado tu confianza en los negocios multinivel?