Tendencias & Innovación

Liderazgo participativo y transformación digital

liderazgo participativo

Saber encontrar el estilo de liderazgo adecuado a cada circunstancia resulta esencial para una organización y puede impulsarla hacia el éxito. El liderazgo participativo es uno de los enfoques que más fácilmente permite alinearse con las necesidades de la empresa, especialmente en un entorno de transformación digital, que requiere de un cambio constante.

¿Está tu negocio en pleno proceso de digitalización? Entonces no te vale cualquier tipo de líder.

 

 

Liderazgo, transformación y objetivos

El estilo de liderazgo apropiado puede hacer que esta transición sea algo más fácil, impulsando el compromiso de los empleados y aumentando su entusiasmo con respecto a las nuevas circunstancias. Los estilos transformacionales y transaccionales son, junto con el liderazgo participativo, los enfoques más interesantes ya que este tipo de líderes proporcionan un ejemplo para que otros les sigan, inspirándoles a tener éxito, desarrollando una visión compartida y potenciando la creatividad de los equipos.

Las organizaciones pueden emplear líderes que tienen diferentes estilos de liderazgo, como:

  • Los transformacionales, para motivar a otros y desarrollar su creatividad.
  • Los líderes transaccionales, que se centran principalmente en establecer el tono que otros deben seguir, sin margen para la innovación.
  • El liderazgo participativo, que aumenta la implicación de los miembros de la empresa, a todos los niveles.

No existe un enfoque peor ni mejor. Lo que sí puede hablarse es de objetivos. Estas diferencias deben equilibrarse de tal manera que no distraigan las prioridades de la organización y proporcionen un marco de liderazgo que ofrezca resultados positivos durante el proceso de cambio. Primero fijar las metas y después buscar el enfoque que mayores beneficios reportará a la iniciativa de digitalización y al negocio.

 

El liderazgo participativo y su contribución a la cultura de empresa: un punto clave en tiempos de cambio

En este contexto, el liderazgo participativo puede proporcionar a los empleados capacidades de toma de decisiones e influir en la consecución de resultados positivos que apoyen una estrategia exitosa de gestión del cambio. Además, este tipo de liderazgo, que es el más innovador por definición, debe considerarse como parte de este proceso y proporcionar inspiración a los empleados para adoptar nuevas formas de conocimiento, promoviendo una mayor creatividad para implementar el cambio estratégico.

Hay que resaltar que la dinámica cultural juega un papel fundamental en el éxito de una transformación digital y proporciona un marco para el cambio; por lo tanto, las estrategias de gestión del cambio deben estar alineadas con estas prioridades y las prácticas que se están llevando a cabo actualmente y las que serán deseables en el futuro.

Además, no debe olvidarse que la cultura es una herramienta para alentar el compromiso y alcanzar los objetivos de una organización. En estas circunstancias, la cultura organizacional impulsa el cambio, incluida la transformación digital; por lo tanto, debe establecer el tono para este tipo de transición. Algo imposible de plantear siquiera sin el compromiso de los empleados o sin el apoyo de la gerencia, de ahí que para garantizar que el cambio sea exitoso el enfoque que propone el liderazgo participativo es prácticamente un requisito.