Tendencias & Innovación

Director de operaciones: ¿qué competencias profesionales debe tener?

director operaciones

El de director de operaciones, también conocido como COO por sus siglas en inglés (Chief Operating Officer), es un puesto ejecutivo en la empresa caracterizado por desarrollar una amplia variedad de tareas.

En alguna ocasión anterior ya te hemos hablado de las funciones del director de operaciones.  Entre ellas se encuentran la gestión de la estrategia de desarrollo de producto y la gestión de los recursos internos destinados al los procesos de producción.

Una de las peculiaridades de este puesto de trabajo es que es muy heterogéneo, ya que en realidad un COO puede realizar tareas muy diferentes dependiendo de la empresa para la que trabaje. Es por ello que su perfil profesional debe reunir una serie de competencias y habilidades que le permitan tener la flexibilidad suficiente para desarrollar su trabajo en empresas de diferentes sectores.

 

Habilidades profesionales para ser un buen director de operaciones

 

Manejo de idiomas

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado en el que las empresas, aunque sean pequeñas, tienen vocación de internacionalización.

Ebook GRATIS: Que hace un lider

Esto hace que para los directivos e incluso los empleados de base sea esencial manejar varios idiomas, pero muy especialmente el inglés.

Flexibilidad y capacidad de adaptación

Acabamos de señalar que las funciones del director de operaciones pueden variar mucho de una empresa a otra, de ahí que deba tener una personalidad con buena tolerancia a los cambios y que sea capaz de adaptarse a diferentes entornos y situaciones.

Proactividad

Un COO no debe esperar la oportunidad, sino que debe salir a buscarla. Debe ser una persona que sienta pasión por lo que hace y esté motivado para desarrollar sus tareas, considerando su trabajo como una parte importante de su desarrollo personal.

Liderazgo

El director de operaciones está al frente de un equipo multidisciplinar, por eso debe ser capaz de actuar como un ejemplo para todos los profesionales que están bajo su mando. Dejando de lado las viejas técnicas jerárquicas y siendo uno más en el equipo. Un buen líder es capaz de mejorar la motivación y el rendimiento de todos sus subordinados, por eso la habilidad de liderazgo es tan valorada por las empresas.

Capacidad de negociación

El director de operaciones debe entablar relación con clientes, con proveedores, con sus subordinados y con otros departamentos de la empresa. Le será mucho más fácil sobrellevar este aspecto más social de su trabajo si tiene una buena capacidad de negociación y es capaz de alcanzar buenos acuerdos. Esta capacidad de negociación se puede aprender, pero también depende mucho de la personalidad del profesional.

Organización

Hacíamos referencia antes a las múltiples funciones que implica el desarrollo de este puesto de trabajo. Es precisamente esta característica la que hace esencial que el COO sea una persona con una buena capacidad de organización, que sepa establecer prioridades y también sea capaz de delegar.

 

En definitiva, el de director de operaciones es un puesto de trabajo exigente, pero también muy  satisfactorio para aquellos a los que les gustan los retos. Si quieres trabajar en este área es esencial una buena formación, como la que te ofrecemos en nuestro Master en Operaciones e Innovación.

 

Ebook GRATIS: Que hace un lider