Tendencias & Innovación

Debilidades de una empresa: una nueva interpretación del análisis DAFO

debilidades de una empresa

El análisis DAFO permite conocer, además de las fortalezas y oportunidades, las amenazas y debilidades de una empresa. Sin embargo, incluso los cuadrantes más negativos de la matriz pueden resultar prometedores para el futuro del negocio.

 

Por qué en el análisis DAFO no existen cuadrantes negativos

Conocer las amenazas es positivo para la organización, ya que esta información le permite prepararse mejor para lo que está por venir y tomar decisiones a tiempo de introducir cambios y practicar ajustes que minimicen el impacto de los cambios de tendencia o los riesgos que se avecinan.

Por otra parte, saber transformar las debilidades de una empresa en oportunidades puede aportar esa ventaja competitiva que hará sobresalir al negocio, posicionándolo por delante de sus competidores.

 

Una nueva forma de interpretar las debilidades de una empresa

Una vez que finanzas, producción, marketing, personal y organización se han sometido a estudio, los responsables de la toma de decisiones tienen que interpretar los resultados del análisis DAFO.

Entre las debilidades de una empresa que pueden aparecer se encuentran dificultades relacionadas con las capacidades y el talento, la falta de dirección estratégica, la obsolescencia, la falta de eficiencia de los procesos, los problemas de financiación o de rentabilidad.

Si bien el simple conocimiento de estas limitaciones permite superarlas, una vez planteados los nuevos objetivos prioritarios; éste no es el único beneficio de realizar el análisis. Y es que, hay algunos aspectos que en realidad no necesitan cambiar.

La lista de debilidades de una empresa puede incluir algunas de sus fortalezas, siempre y cuando se interpreten desde la perspectiva correcta.

La reinterpretación de las conclusiones del estudio comparativo permite:

  • Transformar la falta de recursos en innovación. Cuando hace falta presupuesto para poder seguir creciendo y no se dispone de él, recurrir a la creatividad e investigar nuevas opciones es la mejor solución. De estas iniciativas surgen formas más efectivas de gestionar el negocio y alternativas a la administración de procesos tradicional.
  • Conseguir que la falta de reconocimiento, experiencia o recorrido en la industria se convierta en seña de identidad. La novedad atrae y, aunque el prestigio es siempre una ventaja, ser nuevo en un mercado puede llamar la atención de los consumidores que buscan el cambio, romper las reglas y desean dejarse sorprender por la empresa que les propone una forma distinta de hacer las cosas.
  • Lograr que la falta de capital para invertir en los profesionales mejor cualificados dé paso a la consecución de la mejor reserva de talento para el futuro. Si los perfiles expertos quedan fuera del presupuesto, puede ser el mejor momento para diseñar nuevos planes de carrera e invertir en formación y desarrollo de la plantilla. No sólo se conseguirán desarrollar las capacidades necesarias para cubrir las necesidades futuras del negocio, sino que además, se elevarán los niveles de compromiso, motivación y satisfacción laboral de la plantilla.

 

¿Pensabas que la falta de talento era una de las principales debilidades de una empresa? ¿Cuentan tus profesionales con las habilidades necesarias? ¿Te gustaría ampliar su formación? ¿Conoces el Máster en Supply Chain Management and Logistics de OBS Business School?