Tendencias & Innovación

Crea tu propia empresa en 5 pasos

crea tu propia empresa

Si has vivido una etapa de búsqueda activa de empleo, probablemente hayas oído la frase “crea tu propia empresa y así tendrás trabajo siempre”. Sin embargo, no basta con crear una empresa; hay que mantenerla a flote en el mercado y conseguir que crezca, generando cada vez más beneficios.

Al final de este post te contaremos cómo conseguir todo el conocimiento que hace falta para que tu empresa no se hunda poco después de haber sido creada, pero por el momento vamos a centrarnos en ese primer paso de “crea tu propia empresa”. Para ello, te proponemos hacerlo en una serie de pasos que te explicamos a continuación.

 

Crea tu propia empresa: 5 pasos para conseguirlo

Veamos los pasos que recomendamos para hacer realidad esa frase de “crea tu propia empresa”:

  1. Decide si quieres crear tu propia empresa solo para ganar dinero o también para autorrealizarte profesionalmente. El segundo paso depende directamente de este, por lo que debes meditarlo bien. La diferencia principal radica en que si creas una empresa solo para ganar dinero, bastará con que encuentres un nicho de mercado y lo explotes aunque ese nicho de mercado no se corresponda con tu trabajo soñado. Por poner un ejemplo, sería como si una persona que sueña con trabajar como arquitecto crea una empresa de distribución de productos textiles. Lo cual es perfectamente lícito, pero no le ayudará a autorrealizarse profesionalmente. Por lo tanto, crea tu propia empresa en función de lo que quieres que esta te reporte: la mayor cantidad posible de beneficios o una cantidad menor de beneficios junto a satisfacción profesional. Aunque si puedes alcanzar ambas cosas, por supuesto es lo ideal, pero eso dependerá del segundo paso.
  2. Investiga el mercado. En función de las necesidades, demandas y ofertas que se van desencadenando en el mercado, se van creando y eliminando lo que se conoce como nichos de mercado. Un nicho de mercado es una necesidad que los compradores demandan y para la que todavía no hay oferta. Investigar a conciencia el mercado es la única forma de encontrar estos nichos y la rapidez es clave para poder explotarlos al máximo. Si estás buscando únicamente generación de beneficios, la cantidad de nichos de mercado será mayor. Pero lo importante realmente es que tan pronto como encuentres uno que encaje con lo que has decidido durante el primer paso, lo ocupes lo antes posible poniendo en marcha el tercer paso.
  3. Diseña y registra tu marca. Con tu nicho de mercado detectado, podrás diseñar una marca que lo ocupe. Crea tu propia empresa y tu propia marca vigilando bien este punto, ya que la marca será la forma con la que el mercado identificará los productos y/o servicios que vayas a comercializar. Su posicionamiento en el mercado dependerá tanto del diseño como de la rapidez con la que la lances. No olvides registrarla en la Oficina Española de Patentes y Marcas para asegurarte de que no vas a emplear una marca ya registrada y para protegerla en caso de que no sea así.
  4. Desarrolla y ejecuta el plan de negocio. Este plan debe incluir todo lo relativo a forma jurídica, finanzas y otros aspectos burocráticos y prácticos. El objetivo del documento es que, en el futuro, sirva como referencia y como hoja de ruta mientras tu empresa está abriéndose camino en el mercado.
  5. Mide cada una de las acciones que lleves a cabo en el mercado. Mientras estás ejecutando tu plan de negocio, que generalmente incluirá un plan de marketing, interactuarás con el mercado de distintas formas: lanzando una campaña publicitaria, comprando materias primas, contratando a nuevos trabajadores en función del volumen de trabajo… Lo importante es que midas y cuantifiques cada una de las acciones que lleves a cabo para saber si realmente están siendo eficaces. Esto puede hacerse encuestando a tu público objetivo, calculando el retorno de la inversión, etc. En función de los datos que obtengas, podrás tomar la decisión más acertada al respecto.

 

Con estos pasos ya habrás cumplido con ese deseo de “crea tu propia empresa”. Sin embargo, ahora viene el verdadero reto: ¿cómo mantenerla a flote y de forma que genere cada vez más beneficios? La respuesta podrás encontrarla en nuestro Master en Innovación y Emprendimiento.