Tendencias & Innovación

Análisis externo de una empresa: 3 formas de plantearlo

analisis externo

Un análisis externo es una evaluación objetiva de los cambios en marcha a nivel mundial que permite comprender mejor el entorno en que actúa la empresa. Los resultados que ofrece esta investigación en profundidad pueden servir como alerta temprana para identificar, tanto amenazas potenciales, como oportunidades.

La necesidad de conocer el impacto del ecosistema que rodea a la organización está motivada por el hecho de que la empresa no es un ente aislado, sino parte de un universo complejo. Todas las empresas y organizaciones operan en un mundo cambiante y están sujetas a fuerzas que son más poderosas que ellas y que están fuera de su control.

Cualquier estrategia de negocio debe tener en cuenta todas estas fuerzas para que la organización pueda navegar hacia el éxito al hacer coincidir sus fortalezas internas con las oportunidades externas. El análisis externo es de gran ayuda para obtener este conocimiento.

EL análisis DAFO o análisis PEST son dos de los más habitualmente empleados por empresas de diferentes industrias.

Ebook GRATIS: Gestión empresarial

 

¿Qué es el análisis DAFO?

El análisis DAFO es una técnica útil para comprender las fortalezas y debilidades del negocio, y para identificar tanto las oportunidades que se le presentan, como las amenazas a que deberá enfrentarse.

Los beneficios de utilizar este tipo de análisis externo e interno son los siguientes:

 

  • Permite descubrir oportunidades a tiempo de aprovecharlas.
  • Facilita la gestión de problemas y amenazas, al mejorar la comprensión de las debilidades de la empresa.
  • Evita sorpresas negativas para el negocio.
  • Hace posible diseñar una estrategia adecuada para distinguirse de los competidores.
  • Puede ser la clave para crear un nicho sostenible en el mercado.

 

¿Qué es el análisis PEST?

Un análisis PEST comienza por enumerar todas las fuerzas externas relevantes en base al carácter de los cambios, que puede ser:

 

  • Político.
  • Económico.
  • Sociológico.
  • Tecnológico.

 

Al realizar el análisis externo PEST hay que tener en cuenta que no importa que algunos elementos correspondan a dos categorías, y sean, por ejemplo, tanto políticos como económicos, como sería el caso de los impuestos y tipos de cambio.

 

¿Se puede personalizar el análisis externo?

No sólo es posible, sino que es recomendable hacerlo. El análisis externo es una fuente de conocimiento para la empresa que terminará convirtiéndose en soporte de su estrategia de negocio. Esto significa que, cuanto más completa y relevante sea la información en la que se base, mayor utilidad tendrán las conclusiones que se extraigan de él.

Muchas empresas, además de recurrir al análisis DAFO, que les ayuda a conocer sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas; y al análisis PEST, con el que terminan de comprender qué factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos pueden afectar al negocio van un paso más allá en su investigación.

La nueva ecuación puede completarse de la forma que se considere más oportuna, siempre que los esfuerzos analíticos justifiquen los beneficios obtenidos con el proceso. Así, entre las consideraciones que pueden añadirse para ampliar la perspectiva del análisis externo comenzado con DAFO y PEST, se encuentran las siguientes:

 

  • Entorno regulatorio.
  • Innovación.
  • Infraestructuras.
  • Alianzas estratégicas con otras empresas o de otras empresas entre sí.

 

Dado que el entorno externo en el que opera la empresa está cambiando constantemente, el análisis externo debe repetirse con frecuencia e, idealmente, de forma periódica, tal y como se enseña en un Máster Executive MBA, como el de OBS Business School. De esta manera, la empresa podrá identificar oportunidades y amenazas más rápidamente y aumentar sus posibilidades de éxito.

 

Ebook GRATIS: Gestión empresarial