Tendencias & Innovación

Análisis DAFO: tipos de estrategias a aplicar en tu empresa

dafo empresa

A esta altura, casi todos conocemos los elementos esenciales de un análisis DAFO: las amenazas, las fortalezas, las debilidades y las oportunidades de una empresa de cara a su proyección y posicionamiento en el mercado.

Sin embargo, lo que sólo unos pocos conocen son las estrategias más exitosas para la aplicación de los resultados del mismo.

En un análisis DAFO la interpretación de los datos, de las cifras y las valoraciones que se extraen de un proceso como éste son igual de importantes (o incluso más) que el proceso de elaboración en sí mismo. O dicho de otra manera, no puede hablarse de un DAFO sin la traslación de sus conclusiones en medidas específicas.

Ebook GRATIS: Gestión empresarial

 

Estrategias para aplicar los resultados del DAFO en una empresa

No saber qué hacer con los resultados de un análisis DAFO puede ponerte ante una situación como ésta: tener sobre la mesa numerosos datos y conclusiones sobre las posibilidades de proyección de tu negocio, pero a la vez ignorar cómo enfocarlos para que todo esto reporte alguna utilidad a tu empresa.

Para que esto no suceda, y siempre dejando claro que cada caso requiere una serie de medidas específicas, conviene que tengas presentes al menos cuatro tipos de estrategias tras la elaboración del análisis. Mira las características de cada una:

1. Estrategias adaptativas:

Se trata de un conjunto de acciones de reorientación de aspectos relacionados con la marcha de los negocios. O para decirlo de otro modo, la idea esencial es invertir el signo de las debilidades que ha arrojado el análisis DAFO para darles la entidad de oportunidades. Esto se aplica, por ejemplo, en aquellos servicios deficientes que, sin embargo, suponen un valor significativo para las marcas.

2. Estrategias defensivas:

Se ponen en marcha cuando una empresa contrarresta las amenazas externas con recursos internos. Un ejemplo claro de ello lo vemos cuando una marca crea productos nuevos para recuperar el liderazgo perdido en el campo comercial. Sin embargo, algunas veces la defensa consiste simplemente en resistir el envite de las amenazas, por ejemplo cuando una crisis sectorial es demasiado grave y a las empresas sólo les resta esperar a que dicho ciclo acabe.

3. Estrategias ofensivas:

Son todas aquellas que potencian las fortalezas de un negocio aprovechando un marco especialmente favorable. Por ejemplo, lo vemos cuando una empresa líder de un sector optar por realizar nuevos lanzamientos de productos y tiene a su favor la coyuntura económica o la disposición del público.

4. Estrategias de supervivencia:

Relacionan las debilidades con las amenazas, es decir, los dos puntos negativos de cualquier análisis DOFA. En este caso el asunto no es fortalecer ni impulsar nada; la idea es que la empresa mantenga su lugar para evitar que la situación vaya a peor y su posición en el mercado se vea afectada. La suma de los puntos débiles tanto internos como externos es un buen componente para comprender el lugar de un negocio en relación con la competencia.

 

Ahora que ya sabes cuáles son las estrategias básicas para aplicar los resultados de un análisis DAFO en tu empresa, ¿por cuál quieres empezar?

 

Ebook GRATIS: Gestión empresarial