Informe OBS: Tan solo el 4,7% de los emprendedores españoles tiene entre 55 y 64 años

  • Entre los emprendedores sénior más destacados del mundo se encuentran: Amancio Ortega, fundador de Inditex; Raymond Albert Kroc, fundador de McDonald’s; Coronel Harland David Sanders, creador de KFC y John Pemberton creador de la bebida Coca-Cola.

 

 

Para hablar de emprender, tengamos la edad que tengamos, es clave conocer lo que nos rodea y cómo esto nos puede afectar. En este contexto hay un concepto que ha ganado, y de hecho está ganando, mucha fuerza, tanto en el mundo de la empresa como de la misma persona: la transformación digital. Si lo definimos académicamente, podemos decir que la transformación digital implica el uso de tecnologías digitales para rehacer un proceso con el fin de que sea más eficiente o efectivo. ¿Qué quiere decir? Básicamente, la principal idea es utilizar la tecnología no solo para replicar un servicio existente en forma digital, sino también para usar la tecnología para transformar ese servicio en algo significativamente mejor. Podemos pensar que afecta solo a la tecnología. Pero no. Va más allá, y puede incluir también procesos comerciales, la cultura corporativa o la propia persona.

La vida es corta, muy corta. Es por eso por lo que muchos de nosotros exploramos el mundo, probamos cosas nuevas y nos aventuramos fuera de lo común, porque como humanos tenemos curiosidad. La edad alimenta esta experiencia. Y es también la razón por la cual muchos de nosotros nos enfocamos en crear experiencias en lugar de simplemente poseer cosas materiales. Ahorramos para comer en restaurantes elegantes, visitar ciudades exóticas a miles de kilómetros de distancia, escalar montañas y hacer todo tipo de otras actividades experimentales. Y en el mundo profesional no nos quedamos atrás. Estas experiencias que disfrutamos a nivel personal lo podemos equiparar a lo que hemos vivido a nivel profesional. Las experiencias son realmente una de las principales cosas que nos hacen humanos.

El estudio Age and High-Growth Entrepreneurship, publicado el pasado 2019 y realizado por profesores del MIT y de la Universidad Northwestern y Javier Miranda, de la Oficina del Censo de EE. UU., examinó la relación entre la edad y el emprendimiento, y reveló que los fundadores tienen más probabilidades de tener éxito cuando comienzan su negocio si tienen experiencia. Sus hallazgos son consistentes, dicen, con las teorías de que los recursos empresariales clave como el capital humano, el capital financiero y el capital social se acumulan con la edad.

El estudio analizó la edad de los fundadores con sede en los Estados Unidos en los últimos años y se centró en las empresas de tecnología, utilizando marcadores como el número de personas contratadas, el respaldo de capital de riesgo, las patentes obtenidas y las adquisiciones para medir el éxito. Descubrieron que la edad promedio para las nuevas empresas de mayor crecimiento es de 45 años, y que los empresarios más exitosos tanto en el sector tecnológico como en las áreas geográficas de los EE. UU. que se consideran los más emprendedores tienen casi la misma edad.

Pero, como también señala el estudio, estos hallazgos están en desacuerdo con la percepción de que solo un fundador de unos veinte años puede tener una mentalidad innovadora para cambiar una industria y disponer de una vida sin obstáculos que le permita enfocarse completamente en la construcción de un negocio.

La experiencia es clave para saber exactamente qué cambio se necesita en las industrias de las que han formado parte durante mucho tiempo y cómo lograr sus objetivos de la manera más eficiente. Estar involucrado en un negocio permite identificar mejor los puntos débiles. Y es que la edad aporta no solo conocimiento, sino también la confianza para convencer a los clientes e inversores de que se sabe cómo hacerlo. Si no tiene la confianza para proyectar el problema, la solución, lo que está haciendo una empresa y convencer a los demás, la idea simplemente morirá.

Descargue aquí el informe completo realizado por Lluís Soldevila, profesor colaborador de OBS Business School.