Project Management

Fallos frecuentes a la hora de identificar oportunidades de negocio

oportunidades de negocio

Seguro que en más de una ocasión habrás oído hablar de lo que se necesita para la identificación de nuevas oportunidades de negocio. Ahora bien, ¿qué tal si esta vez le damos la vuelta al asunto? Te proponemos hacer un repaso por aquellos errores más habituales cuando nos proponemos este objetivo.

Oportunidades de negocio, ¿basta con el olfato empresarial?

A la hora de detectar nuevas oportunidades de negocio, sea cual sea el sector en el que te desempeñes, debes saber que no sólo hace falta un buen olfato empresarial para ello. También necesitas elementos de carácter objetivo para saber, con toda certeza, que estás ante un camino que vale o no vale la pena explorar hasta el final.

El olfato es bueno para captar sensaciones, aventurar dinámicas y tener una idea más o menos exacta de lo que podría pasar si finalmente decides ingresar en un escenario. Sin embargo, no puede ser tu único recurso.

Las oportunidades de negocio no surgen de la noche a la mañana y suelen ser difíciles de reconocer. Ni el olfato ni la intuición alcanzan en determinados casos. Los criterios objetivos también son importantes, sobre todo si se basan en estimaciones, datos o descripciones fidedignas de lo que ocurre en tal o cual escenario.

 

Oportunidades de negocio: ¿has cometido alguno de estos fallos?

Las empresas suelen implementar todo tipo de tácticas, recursos y herramientas a la hora de identificar nuevas oportunidades de negocio. No obstante, quizá base sólo con agudizar la mirada y evitar algunos de estos fallos:

  • Soslayar el descontento de determinados clientes. Oír sus reclamos, sus críticas y comentarios puede ser beneficioso si lo que deseas es ofrecer algo que a tus competidores no pueden satisfacer. De hecho, si lo piensas mejor, cada cliente insatisfecho puede ser una oportunidad de negocio.
  • No prestar la suficiente atención a los cambios en el consumo entre las personas que forman parte de un mercado. Esos cambios a veces señalizan un camino a explorar; le ocurrió a Amazon, y mira en lo que se ha convertido.
  • Lanzar una estrategia sin el debido análisis y conocimiento, tanto de las marcas de la competencia como de las tendencias del sector. Es algo así como andar con una venda en los ojos. Quizá de esta manera detectes lo que se está haciendo mal o incluso descubras espacios inexplorados.
  • Elegir una industria o sector en decadencia. Es muy arriesgado lanzarse de lleno en un escenario de este tipo, pues las posibilidades de triunfar, por lo menos de entrada, son escasas. Debes tener una estrategia potente y un servicio o producto lo suficientemente innovador como para asegurarte un buen rédito.
  • Desconocer los cambios normativos que regulan un sector, un área o un escenario comercial. En algunas ocasiones, estos cambios favorecen la creación de nuevas necesidades entre los públicos o dan vía libre a productos que sin lugar a dudas pueden generar una innovación disruptiva.

 

A esta lista de fallos más habituales de cara a la identificación de oportunidades de negocio puedes agregar otros como la escasa autoevaluación de tus productos, obviar los cambios demográficos o incluso pasar por alto coyunturas económicas específicas.

 

Ebook GRATIS: Salidas profesionales Project Management