Project Management

Por qué estudiar un máster en project management

Estudiar máster project management

¿Estudiar máster project management o no estudiarlo? He ahí la cuestión. Si te haces esa pregunta y aún no tienes la respuesta, este post es para ti.

Estudiar un máster en Project Management es una decisión que muchos profesionales se plantean. La pregunta “¿por qué estudiar project management?” puede surgir en distintos momentos y circunsctancias, como por ejemplo:

  1. Cuando buscan dar un giro a su carrera profesional.
  2. Cuando quieren optimizar su currículo.
  3. También suele ser una de las alternativas que ingenieros y otros graduados superiores barajan al finalizar sus estudios universitarios, buscando afianzar una base de conocimientos que les prepare para lo que les deparará el desarrollo de su ejercicio profesional.

Perfección, aprendizaje y transformación son las motivaciones más habituales pero, ¿qué aporta la formación de máster en project management a cambio?

En este artículo lo descubrirás.

 

Ebook GRATIS: Innovation Management

Estudiar máster en project management: cómo enfocar la gestión de un proyecto

 

El lado práctico de la gestión de un proyecto debe ser una de las partes imprescindibles en todo programa máster en project management. Los alumnos que reciben esta preparación han de estar en disposición de enfrentarse a la resolución de cuestiones como:

  1. Decidir si un proyecto es viable o no.
  2. Poder identificar sus riesgos.
  3. Saber distribuir eficientemente los recursos disponibles.

Entre las tareas que mayor dificultad entrañan se encuentran algunas que se presentan nada más da comienzo el proyecto. Son las siguientes:

  1. Creación de un caso de negocio.
  2. Elaboración del estudio de viabilidad.
  3. Confección del plan de proyecto.

La etapa de iniciación del proyecto es donde se deben dar por concluidas estas tareas, cuyos efectos se extenderán a lo largo de toda la fase de ejecución. De esta manera, pueden incidir en los resultados finales.

Tener la habilidad y los conocimientos suficientes para planificar, para saber cuáles son las herramientas disponibles en cada caso y para estar preparado en vistas a una toma de decisiones dinámica son tres de las cosas que se aprenden en un máster en project management. El ejercicio profesional hace el resto, aportando a cada individuo la experiencia necesaria para perfeccionar su intuición y saber hacer.

Sin embargo, aunque con esta información ya tendrás un poco más claro en qué consiste el project management y algunas de las cuestiones que descubrirás al estudiar máster project management, queda por formular un pregunta muy importante, relativa al profesional que se encuentra detrás: el project manager. Es decir, ¿qué es exactamente un project manager y qué funciones desempeña dentro de la empresa?

Sigue leyendo para descubrirlo.

 

Estudiar máster project management para convertirte en un gran project manager

 

Como veíamos en el apartado anterior, el project manager, también conocido como director de proyecto, es el profesional que se encuentra al frente de un proyecto determinado. Convertirse en uno de ellos exige:

  1. Conocimientos avanzados en el área del project management.
  2. Habilidades relativas a la gestión de proyectos.
  3. Experiencia para conocer los entresijos del project management cuando se pone en marcha.

Alcanzar en esta tríada un nivel suficiente como para que una empresa deposite su confianza en tus manos depende de los avales que haya detrás de ti. Y estudiar un máster project management puede ser uno de los más decisivos.

Pero ¿cuáles son dichos conocimientos, habilidades y experiencias del project manager profesional? A continuación iremos revelando los más destacables.

Respecto a los conocimientos, los que cobran mayor importancia son algunos como los siguientes:

  1. Cultura empresarial
  2. Políticas de empresa
  3. Ciclo de vida de un proyecto
  4. Gestión de portfolios
  5. Sistemas y operaciones
  6. Estrategia
  7. Estructuras de desglose de trabajo
  8. Planes financieros
  9. Prevención y gestión de riesgos
  10. Secuenciación de actividades
  11. Procesos de seguimiento y control
  12. Gestión de la calidad
  13. Nuevas tecnologías
  14. Recursos humanos

Por otra parte, en lo que respecta a las habilidades de un project manager, nos encontramos con algunas como:

  1. Inteligencia emocional
  2. Empatía
  3. Motivación
  4. Liderazgo
  5. Gestión del tiempo
  6. Comunicación verbal y no verbal
  7. Anticipación
  8. Imaginación
  9. Organización

Por último, la experiencia también es un factor importante. Existen una serie de situaciones y variables que permiten a una empresa determinar cuánto domina una persona el área del project management:

  1. La manera en la que define los objetivos.
  2. Cómo distribuye el tiempo en un calendario de tareas.
  3. La forma en la que presenta un proyecto.
  4. Las fórmulas de medición que emplea para ir evaluando el éxito del proyecto.

Para finalizar, veamos cómo estos conocimientos, habilidades y experiencia, que se pueden obtener al estudiar un máster project management, se trasladan al entorno real.

 

Cómo lo aprendido al estudiar un máster en project management puede aliviar las complicaciones reales

 

Cuando se cuenta con una formación sólida, actualizada y completa, se tienen las armas necesarias para superar los retos que todo project manager debe afrontar en su día a día.

Durante la etapa de ejecución, son muchas las decisiones que este profesional debe tomar. Existe un margen de reacción muy ajustado y la variedad de información, unida a la cantidad de personas y grupos de interés que interactúan con el proyecto, complican la gestión.

Los puntos donde la preparación que un máster en project management más se notan son en:

  1. La definición de un buen plan de comunicación, un aspecto clave para conducir al éxito al proyecto.
  2. El establecimiento del modelo de gestión financiera.
  3. La planificación del modelo de compras y gestión de proveedores.

Sin embargo, es en la distribución de roles y responsabilidades donde una buena gestión es imprescindible. Coordinar los activos, detectar desviaciones, llevar a cabo un seguimiento que garantice el control y, por supuesto, gestionar el cambio son parte de las obligaciones que el project manager ha de poder asumir, sin dejar de lado las responsabilidades en lo relativo a la generación de documentación.

La profesionalización en todas estas áreas es donde resulta decisiva una buena elección en cuanto al programa máster en project management.

Ebook GRATIS: Innovation Management