Project Management

Claves sobre cómo presentar un proyecto ante una audiencia

Todos nos hemos preguntado alguna vez cómo presentar un proyecto ante una audiencia determinada. Es un reto habitual entre los profesionales de la gestión que deben convencer a sus superiores, socios comerciales o agentes de financiación a que apuesten por las iniciativas que lideran. ¿Te suena de algo?

Pues bien, en el siguiente post te invitamos a conocer algunas recomendaciones para encarar este momento clave para tus proyectos, independiente de cuál sea el ámbito, rama, disciplina o campo en el que te desenvuelvas.

 

Cómo presentar un proyecto: lo primero, la audiencia

De todos los elementos que debes tener en cuenta en el momento de plantearte cómo presentar un proyecto, sin duda la más relevante es la audiencia a la que te diriges.

Cada público es distinto. No es lo mismo hacer la presentación de un proyecto ante un grupo de altos ejecutivos y gerentes de empresa que ante un auditorio en el que priman los estudiantes universitarios de primero de Economía.

Del público dependen, entre otras cosas, el formato de presentación del proyecto como tal, el escenario, el lenguaje que emplees en el momento de explicarlo, tu presentación personal como Project Manager y hasta la duración del evento.

 

Recomendaciones sobre cómo presentar un proyecto

Sin embargo, dejemos de lado las singularidades de cada caso y entremos de lleno en los elementos generales que no pueden faltar en el momento de presentar tu proyecto. ¿Estás listo? Prepara tu agenda y toma nota:

1. Poner especial énfasis en las primeras palabras:

Las primeras palabras son las más importantes de tu discurso. Son las que rompen el hielo, las que están llamadas a captar la atención de quien te escucha. A raíz de lo que oigan (y principalmente de cómo lo oigan), tus interlocutores decidirán si se quedan a escucharte a o si se levantan de la silla.

2. Evitar los tópicos al dirigirte a la audiencia:

No hay nada que genere más apatía y aburrimiento que los tópicos. Recurre a un lenguaje estimulante, original y que despierte sensaciones entre quienes te oyen. Ten en cuenta que la mayoría de los públicos son emocionales y se encuentran a la espera de que les sorprenden.

3. Usa metáforas y recursos que llamen la atención:

Otro recurso que puedes emplear en el momento de presentar tu proyecto son las metáforas o los ejemplos, que te ayudan a aterrizar conceptos y que, de cara al público, son una buena herramienta para visualizar lo que estás contando. Cuanto más visual sea un proyecto, aumentarán las posibilidades de que sea comprendido por el público al que te diriges.

4. La argumentación, un punto clave:

Ahora bien, no te olvides de que no sólo debes explicar y describir tu proyecto, sino que también es necesario argumentar por qué es bueno. Aquí es donde más nos jugamos. Muchas presentaciones de proyectos son emotivas y ricas desde la perspectiva visual, pero poco eficaces en su argumentación. Tu tarea consiste en encontrar el equilibrio entre estos dos elementos.

 

Esperamos que estas claves te sean de utilidad en el momento en que decidas presentar un proyecto ante una audiencia. ¿Estás listo para ello?

 

Ebook GRATIS: Etapas de un proyecto