Tendencias & Innovación

La Comunicación Corporativa se muda a Workplace by Facebook y WhatsApp

A un año del lanzamiento de Workplace - la red social corporativa de Facebook- son muchas las empresas que la están analizando y algunas directamente se tiraron al agua para probar y están obteniendo excelentes resultados (14.000 0rganizaciones a nivel mundial)

A comienzos de año, el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, envío un correo a toda la organización (aprox. 5.000 empleados en 8 países) que decía “Este es el último correo que vas a recibir.  Estamos declarando la jubilación del mail.” Se informó a todo el personal que la comunicación interna, a todos los efectos, se realizaría a partir de esa fecha en la plataforma Workplace.

No llama la atención que una empresa que nació digital en 1999 en Argentina (hoy lidera el mercado latinoamericano de Marketplaces) haya tomado una medida tan disruptiva, dado que, por su actividad, los empleados cuentan con las competencias digitales para adaptarse rápidamente.

Lo interesante de esta plataforma de Facebook, es que es familiar para casi el 100% de las personas en actividad, porque la usan a título personal. Por tanto, la herramienta en sí no hace obstáculo y baja casi a cero el nivel de resistencia interna en cualquier tipo de organización, incluidas las que cuentan con una importante cantidad de empleados que aún no han desarrollado las competencias digitales para uso profesional.

El caso del Banco de Galicia (2do. en el ranking de Bancos de Argentina) da cuenta de las posibilidades de integración digital de los empleados, cuando la transformación es prioridad para el CEO de la empresa.

El Galicia dio hace poco un enorme paso hacia la transformación digital de toda la organización. Fabián Kon, su Gerente General, inauguró Workplace, con un video de 30” que grabó dentro de la plataforma social, solo, sentado en su escritorio de trabajo, en el que comenzaba diciendo “Hola gente del Galicia…”.

Sin inversión alguna en “producción”, ni tiempos de implementación, el líder del Galicia logró llegar con su mensaje directo, sólo el primer día, a 4.400 personas que se dieron de alta en la plataforma (de una dotación total de 5.850 empleados). El mismo día, ya se habían creado 777 grupos de trabajo. 

¿Porqué las empresas están apostando a la red social corporativa como canal de comunicación interno?

Porque el choque de culturas entre nativos e inmigrantes digitales está volviendo improductivo el uso del mail y quita eficiencia a los procesos y al trabajo colaborativo y en equipo. Los jóvenes dentro de las organizaciones son los que ofrecen resistencia al uso del correo como canal interno (a veces contestan mal y tarde)  y logran sacar de quicio a los colaboradores de más edad que, por cultura organizacional, siguen aferrados al modelo “te he avisado”.

Quienes tienen hoy más de 40 años, se formaron en la escuela “del mail” como “herramienta de registro, constancia y respaldo de te he avisado”, aunque el correo  fue creado con espíritu de comunicación. Así nació el Spam corporativo: poner en copia a varias personas por las dudas que tengan que estar enteradas, o hacer el famoso reenvío de “FYI”, con el cual, en general, el receptor no puede hacer nada. 

Esta cultura (antigua en tiempos en que la velocidad es un factor de competitividad) sigue generando una cantidad de correos que podrían evitarse si las personas involucradas en una proyecto, un proceso o una práctica, usaran una herramienta más ágil y eficiente de comunicación y colaboración, al tiempo que los responsables podrían seguir el desarrollo y avances, entrando simplemente en la plataforma social corporativa, sin necesidad de abrir y leer cadenas de mails, sólo para estar “enterados”.

Las empresas que implementaron el uso de una red social corporativa (muchas llevan años trabajando  también con Yammer) reconocen que probaron por la presión interna de la gente y que ha servido como herramienta de motivación para involucrar a todos los colaboradores en una nueva cultura, más ágil y eficiente.

La ventaja de Workplace frente a otras opciones, es que no hay que enseñar a nadie el manejo. El desafío está en rediseñar los protocolos y procesos de comunicación corporativa para trasladarlos a una herramienta 100% online,  interactiva y horizontal.

Facebook lanzó esta herramienta al mercado después de haberla usado internamente durante varios años.  Tiene un costo aproximado de US$ 3 por menos de 1.000 usuarios y el precio va bajando conforme aumenta la cantidad de usuarios por empresa. Recientemente lanzó una versión GRATIS, cuyo único requisito es registrarse con el mail corporativo.

Y por ser WhatsApp una plataforma de su propiedad, se espera en el futuro que haya algún tipo de integración. Hoy de forma oficial o no, son muchas las empresas que permiten el uso de la plataforma de mensajería para agilizar la comunicación entre grupos de trabajo.

El volumen de información interna sigue creciendo exponencialmente y se hace necesario encontrar también, nuevos modelos de comunicación corporativa porque la integración entre personas trabajando en red está dando muestras de eficiencia y está potenciando y acelerando la capacidad interna de innovar.